Zamora Company pide fondos para la digitalización del sector agroalimentario

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Zamora Company, propietaria de marcas como Ramón Bilbao, Licor 43, Martin Miller’s Gin, Sangría Lolea o Mar de Frades, se ha unido a las peticiones de Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) y a la Federación Española del Vino (FEV) para modernizar la industria de alimentos y bebidas, según ha informado en un comunicado.

En concreto, FIAB y FEV han presentado recientemente sendos manifiestos de interés basados en el plan de recuperación, transformación digital y resiliencia de la industria, en unas peticiones que, de efectuarse, beneficiarían a todo el sector.

De este modo, la propietaria de Ramón Bilbao, Licor 43, Martin Miller’s Gin, Sangría Lolea o Mar de Frades, se ha adherido a estas manifestaciones de interés, que pretenden atraer la atención sobre el sector, con el objetivo de provocar un efecto llamada y más empresas se sumen.

De esta forma, Zamora Company se alinea con otras empresas de FIAB y ha presentado al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo un Manifiesto de Interés (MDI) basado en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la industria de alimentación y bebidas, que contempla la realización de siete grandes macroproyectos para ser financiados con fondos europeos en el periodo 2021-2023.

Esta iniciativa se vuelca así con una serie de proyectos transformadores, innovadores y sostenibles, que tendrán su impacto en varios puntos de España, en clara sintonía con la política de empresa consciente de la compañía. Estos proyectos están basados en dos pilares básicos: la digitalización y la sostenibilidad.

Zamora Company ha precisado que ambos conceptos marcan su ‘hoja de ruta’ en su camino hacia un legado de futuro responsable con el entorno y con la sociedad.

“Es el momento de dar este paso de manera conjunta y visibilizar nuestras necesidades como industria, ya que tenemos la responsabilidad de renovar el sector, siempre desde la sostenibilidad y el respeto. Hablamos de una industria de una importancia capital, y gozamos del inmenso poder de llevar a cabo las transiciones ecológica y digital con la mayor trascendencia económica, social y territorial posible, inspirando a las próximas generaciones”, ha señalado el director general de Zamora Company, Emilio Restoy.

Zamora Company participa así esta petición de actuación institucional donde figuran empresas tractoras como Acesur, Calidad Pascual, Central Lechera Asturiana, Cobadu, Congelados de Navarra, Eva Group, Foodiverse, Frit Ravich, Goikoa, Grefusa, Grupo Panstar, Idilia Foods y Nueva Pescanova.

Con esta petición, Zamora Company, junto a FIAB, busca convertir el sector en vanguardia de sostenibilidad, digitalización, eficiencia y competitividad, así como mejorar el impacto ambiental de las empresas, impulsar la economía circular e integrar el aspecto medioambiental en el desarrollo territorial, económico y social.

RAMÓN BILBAO Y LA FEV, UNIDOS POR EL FUTURO DEL VINO

Por otro lado, su bodega Ramón Bilbao también se ha aliado con la Federación Española del Vino (FEV) para impulsar la digitalización de las bodegas, como uno de los pilares del futuro del sector del vino, así como por favorecer la existencia de un fondo que ayude a la industria en temas de digitalización y fomentar el uso de las tecnologías.

La bodega de Haro (La Rioja) es consciente de que España destaca por ser el primer país del mundo en superficie de viñedo ecológico, pero el cambio climático es una amenaza permanente para el vino español, por lo que impulsar la sostenibilidad en el sector, así como tratar de paliar los efectos del cambio climático debe ser una de las prioridades del sector.

De este modo, el compromiso de la FEV con el sector es apoyado en todo momento por Ramón Bilbao, lo que ha llevado a la federación a crear el ‘hub’ de digitalización y vino, un espacio común donde se compartan las necesidades tecnológicas del sector con la oferta tecnológica, poniendo especial énfasis en el proceso de identificación y análisis de necesidades, aceleración del proceso de digitalización, captación de tendencias tecnológicas, formación y divulgación.