Un nuevo enfoque para llevar a una empresa al éxito, dirección por misiones e interim management

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El contexto actual corresponde al de una época donde se debe aprender a desaprender cada día, porque el mundo top-down no solo es líquido y todo está interconectado, sino fluido, donde todo cambia a una velocidad endiablada y las tecnologías crecen de modo exponencial. Es la primera vez en la historia que se dan tres revoluciones: tecnológica, económica y ecológica, provocando un cambio de paradigma apasionante.

Para abordar esta nueva época y dentro de las estrategias de gestión empresarial, existen herramientas que toman fuerza en los tiempos actuales para incrementar la eficiencia de una compañía. Es el caso del servicio de interim management, que delega en profesionales experimentados la ejecución directiva en períodos de tiempo específicos, con objetivos definidos y a costes flexibles.

Entre las opciones que se brindan dentro del interim management, se encuentra la metodología de dirección por misiones. Para llevar a cabo esta gestión, la empresa Interim Manager Consulting trabaja basándose en la cultura empresarial para conectar a las personas con la organización y buscar su compromiso.

¿En qué consiste la gestión de dirección por misiones?

La idea es enriquecer la dirección por objetivos para crear misiones individuales que obtengan la representación del resto de colaboradores. Este método vanguardista vincula la misión con la identidad de la organización en cada uno de sus niveles. La metodología de aplicación establece en primer lugar la misión principal de la compañía y, a partir de ahí, establece las misiones de todos los departamentos buscando su colaboración y compromiso.

Con este modelo, se integra la misión de la empresa en el sistema de gestión, a través de misiones más individualizadas, y así se orientan los objetivos al servicio de la misión y se promueve el compromiso de las personas con ella.

Para su implementación con éxito, los objetivos económicos tienen que estar al servicio de la misión, estableciendo un equilibrio entre el proceso de despliegue de objetivos hacia abajo (top-down) y hacia arriba (bottom-up). El interim manager debe motivar y apelar a la responsabilidad de cada profesional para que demuestre compromiso a la hora de alcanzar sus propios objetivos y los profesionales; si es necesario, deben proponer iniciativas que modifiquen y mejoren los objetivos planteados desde la dirección. La meta es incrementar el compromiso de los empleados y, a su vez, mejorar la calidad de los servicios. Cada integrante se convierte en una parte fundamental de la empresa, hasta desarrollar negocios competitivos y exitosos.

En definitiva, dirigir por misiones es una forma de gestionar empresas más humanas, productivas, exigentes y con una mayor capacidad para orientar y dar sentido al trabajo de las personas.

¿En qué campo se puede aplicar la dirección por misiones?

El sistema de salud es uno de los campos oportunos para aplicar el enfoque de dirección por misiones. En ocasiones, es habitual que las organizaciones sanitarias trabajen con una desconexión entre su misión empresarial y los objetivos de cada departamento. Los motivos son la complejidad organizativa y la jerarquización que existe. Para evitarlo, este método se enfoca en construir misiones específicas para responder al para qué en lugar del qué.

Según los especialistas, la clave está en conseguir que cada miembro asuma una misión, que esta sea compatible con su propósito y encamine su trabajo para cumplirla. El resultado es una reacción en cadena que consigue la optimización de los resultados de la empresa y el desarrollo del talento de las personas que la forman. Según un estudio publicado por Harper Business, las 11 empresas de la lista de Fortune 500 con mejores resultados se caracterizan por tener un liderazgo que refuerza el contenido de la misión.

Por ende, los servicios de asistencia en general pueden construirse bajo la misión macro de generar un bienestar social. De tal forma, los empleados pueden alinearse y llevar a cabo tareas específicas que contribuyan a lograr el éxito de la organización. Los servicios que ofrece Interim Manager Consulting para implantar la dirección por misiones implican transformar la cultura empresarial para realizar una adecuada transformación digital, convirtiéndose así en una gran alternativa para muchas compañías.