Un nuevo cava exclusivo: Montesquius “Colección Privada” 2 Gran Reserva Brut Nature 2013

Por Wenceslao Pérez Gómez

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La exaltación de la complejidad, define a la perfección este exclusivo Gran Reserva, que destaca por su personalidad propia y riqueza aromática, como resultado de una crianza de más de 30 meses en botella.

Este cava Colección Privada, es la unión perfecta de variedades de uva entre  Xarel·lo y Macabeo, procedentes de dos grandes viñedos con suelos muy calcáreos, que se rigen por los criterios de la viticultura regenerativa. Viña Cuquet con Xarel.lo, plantada entre 1950 y 1955 y Viña La Marcera, de Macabeo, con cepas plantadas entre 1958 y 1963. Todas ellas vendimiadas a mano en pequeñas cajas, obteniendo el mosto el mismo día de su vendimia a muy baja presión.

Dos variedades que demuestran un comportamiento magnífico, cuando son sometidas conjuntamente a largos periodos de crianza en rima, dando como resultado este cava elegante, sutil y gastronómico. “pas sucre, pas sulfits” ,sin añadidos.

El 5 de diciembre de 2013, el día en que se gestó este ensamblaje, es el mismo día que falleció Nelson Mandela. Un icono de la lucha por la libertad e igualdad, un hombre de extraordinario carisma y con un elevado sentido de la responsabilidad.

Una personalidad que reflejan a la perfección las variedades de estas dos viñas: Xarel.lo (55%) que representa el carisma, la columna vertebral, y Macabeo o Viura (45%), símbolo de la humildad y polivalencia.

Una coincidencia que convierte cada una de las 699 botellas de Montesquius 2013 Colección Privada, en un homenaje a este referente que destacó por su labor pacifista y aprendió a vivir con lo mínimo, lo esencial.

Cata: un estilo diferente

Amarillo dorado y de intensidad media en nariz, con aromas delicados en armonía, por lo que se aconseja el uso de una copa de vino blanco, tipo Chianti, para poder percibir toda la sutileza de sus matices. Flor blanca, fruta de hueso, frutos secos, tomillo, anisados, con notas lácteas y de pastelería fina. Burbujas de alta integración, cremosas y muy delicadas. Boca austera, sencilla, seca, sápida y mineral. Tiene buena acidez y equilibro. Recuerdos en retronasal, a pan brioche, en un final redondo y con persistencia media. Un cava inolvidable para disfrutar en buena compañía.

Por su particularidad, hace que combine bien con foies, carnes blancas o quesos cremosos. Es un cava muy combinable, tanto para aperitivos como para zarzuelas de pescado y mariscos, guisos de ave, estofados y arroces.

Sobremesas con cavas de larga crianza

Montesquius,  invita a disfrutar durante y después del postre de un almuerzo,  de este cava ideal para las sobremesas, que por su suavidad y sutileza, maridará perfectamente con frutos secos tostados, almendras garrapiñadas, guirlaches, dátiles, mazapanes, polvorones, bombones y toda la paleta de turrones típicos navideños.

Sólo hay una existencia de  699 botellas de 750 ml, que van arropadas por un exclusivo estuche blanco personalizado Montesquius, con un artesanal sello de lacre rojo pasión.