Un cliente de Quita Deudas logra cancelar una deuda de 170.000 € gracias a la Ley de Segunda Oportunidad

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La Ley de Segunda Oportunidad se ha convertido en un auténtico salvavidas para muchas personas que han atravesado una situación difícil desde el punto de vista financiero. Se pueden acoger a ella todas las personas físicas que no puedan hacer frente a sus deudas, siempre y cuando se cumplan algunos requisitos.

En este sentido, la deuda no debe ser mayor a los 5 millones de euros y no pueden ser beneficiadas con su aplicación las personas que hayan sido condenadas por delitos contra el patrimonio, entre otros casos.

Una de las mejores maneras de conseguir la protección que ofrece la Ley de Segunda Oportunidad es a través de un despacho jurídico con experiencia en la materia como Quita Deudas, que cuenta en su historial con un sinfín de casos de éxito.

Caso de éxito de Quita Deudas

Recientemente, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Cáceres falló a favor de un cliente de Quita Deudas, que logró deshacerse de una deuda que ascendía a 170.000 €. En primer lugar, el deudor cumplía con todos los requisitos previstos por la ley y había afrontado los pagos de los créditos no exonerables. Además, había dispuesto de buena fe para intentar un acuerdo extrajudicial por el monto que no podía afrontar.

Ante estas circunstancias, el juez dispuso que le correspondiera el beneficio de exoneración de pasivo insatisfecho. Se trata de un mecanismo extraordinario que permite la cancelación de todas las deudas que resultan impagables. En este caso, el monto exonerado se correspondía con una parte de las deudas.

Procedimiento y tiempos de aplicación de la Ley de Segunda Oportunidad

Según el despacho especializado Quita Deudas, los pasos a seguir son siempre los mismos. El primero consiste en el intento por alcanzar un acuerdo extrajudicial de pago con los acreedores, lo que también da prueba de la buena fe del deudor. Si no hay un consenso posible se pasa a la vía judicial.

Los plazos de cada caso dependen de varios factores como la carga de trabajo de cada juzgado. En total, un proceso de este tipo puede extenderse hasta los 18 meses de duración.

Por medio del apoyo del despacho jurídico Quita Deudas, es posible eliminar deudas mediante la aplicación de la Ley de Segunda Oportunidad, una normativa que se aplica en España desde 2015 para que los deudores puedan volver a gozar de oportunidades y una vida digna.