Un 63% de clientes españoles opina que la relación con su banco «no es agradable»

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El 63% de los clientes españoles de banca minorista o ‘retail’ opina que la relación con su banco «no es agradable ni encaja con su estilo de vida», lo que sitúa a España 16 puntos porcentuales por encima de la media mundial, del 47%, según un informe sobre banca ‘retail’ elaborado por Capgemini y Efma.

El informe, publicado este jueves, sostiene que la banca minorista se encuentra en una situación de desventaja a la hora de ofrecer experiencias ‘omnicanal frente a otros competidores, como las fintech, que pueden ofrecer experiencias más personalizadas.

En el caso de España, el estudio recoge que, aparte de un 63% de los clientes encuestados que consideran que su relación con el banco «no es agradable», un 61% de los clientes destaca como un aspecto negativo la falta de continuidad en sus interacciones con el banco, mientras que la media global se sitúa en 29%.

Además, el 63% de los clientes españoles señala una mala relación entre calidad-precio y la ausencia de innovación en los servicios recibidos como principal desventaja, frente a la media global, que se sitúa en el 45%.

El estudio sostiene que los clientes buscarían ahora «relaciones más personalizadas» con sus bancos que, a su vez, intentan adaptar sus canales a las expectativas cambiantes de los usuarios.

Así, Capgemini y Efma indican que el 79% de los clientes españoles encuestados acude a su banco persiguiendo la apertura de una nueva cuenta, mientras que el 80% lo hace para solicitar un préstamo o hipoteca, lo que difiere de la media mundial en ambas cuestiones, con un 54% y un 58% respectivamente.

Sobre los canales que mejor se adaptan a las expectativas cambiantes de los clientes, el 56% de los usuarios españoles cumpliría sus expectativas a través de los dispositivos ‘wearables’, mientras que el 61% considera útiles a las ‘apps’ móviles para cumplir sus deseos.

Cuando se opta por la presencialidad en una oficina bancaria, el 58% de los clientes de España lo hace demostrando su preferencia por un trato más cercano, cordial y directo, frente al 44% de la media global que escoge esta modalidad.

Igualmente, el 55% de los clientes españoles se siente «motivado» por la facilidad, la accesibilidad y el bajo coste de los productos que ofrecen las nuevas plataformas del mercado, y estaría dispuesto a dejar de lado a su banco tradicional para cambiarse, según el informe de Capgemini y Efma, si bien la media mundial aumenta hasta el 75% de usuarios.