Tres soluciones de calefacción para disfrutar de tu jardín o terraza también en invierno

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Con el buen tiempo, el jardín (o terraza) es una de las zonas de casa que más utilizamos para disfrutar, pero cuando bajan las temperaturas siempre tendemos a dejarlo más de lado. A pesar de que las chimeneas de leña permiten disfrutar de esta estancia durante todo el año, no todas las viviendas poseen una. Por suerte, existen otras soluciones para evitar el frío en exteriores y disfrutar de esta parte de la casa también durante el invierno.

Hoy te presentamos tres alternativas de calefacción sostenibles y por menos de 80 euros que puedes incluir en tu jardín o terraza para que puedas disfrutar incluso si hace frío.

Brasero para jardín Relaxdays (51,90 euros)

Un recurso muy práctico son los braseros de exterior. Gracias a su pequeña estructura resultan fáciles de transportar y ocupan poco espacio. Perfectos para terrazas o jardines de pocos m2, te permiten disfrutar al aire libre relajándote sólo o en grupo junto al fuego.

El ejemplo que te ofrecemos incluye una tapa de malla que evita que salten chispas o brasas y un atizador con el que mover la leña del fuego de forma segura. Este brasero en concreto puede alcanzar los 500 grados de temperatura y, gracias a sus patas plegables, ocupa poco espacio de almacenaje cuando no lo utilizamos durante el resto del año. Además, sirve también como parrilla y es perfecto para organizar celebraciones con una pequeña barbacoa en familia.

Biochimenea de Sobremesa BRIAN & DANY (54,99 euros)

También existen las chimeneas de etanol, una de las opciones más sostenibles del mercado. Poseen un sofisticado funcionamiento que permite calentar el espacio sin humo, cenizas o cualquier otro residuo. Son además una de las soluciones más convenientes en cuanto diseño: gracias a su llama estilo olímpico, aporta una luz cálida al ambiente y su elegante estructura resulta fácilmente combinable.

Esta en concreto sirve tanto para interiores como para exteriores, y gracias a su reducido tamaño puedes trasportarla facilmente de la terraza al salón, según la necesites. Debido a su sistema de combustion por etanol, este tipo de chimeneas ayudan en el ahorro de energía eléctrica, son responsables con el medio ambiente y no requieren de una fuente de corriente para su funcionamiento.

Calefactor de terraza Suntec (79,95 euros)

Otra opción a tener en cuenta son las estufas eléctricas de exterior. Son estructuras de mayor tamaño y deben de estar conectadas a un enchufe, pero en cuanto a comodidad se refiere se llevan el primer puesto. Este calefactor, cada vez más frecuente en las terrazas de bares y restaurantes, no requiere ningún tipo de mantenimiento para su combustión.

Este modelo en concreto emite calor desde la parte superior de su estructura, evitando el riesgo de quemarse a los más pequeños. Tiene un regulador con tres niveles de temperatura y es silencioso, por lo que resulta perfecto para reuniones con amigos en terrazas o jardines de medio o gran tamaño. Gracias a su sistema de infrarrojos, calienta el entorno con rapidez y, además, es resistente al viento y las salpicaduras de agua. Por último, cuenta con una base ajustable para regular la altura de la estufa si queremos incluirla en espacios cubiertos o de techos bajos.