Toyota Aygo X 2022, un urbano inspirado en los SUV

Por Wenceslao Pérez Gómez

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El automóvil urbano de Toyota, el Aygo X está en  una nueva dirección. Es moderno y está bien equipado, lo que lo distingue de algunos competidores, incluso si no es tan espacioso ni tan sofisticado para conducir, ni tan barato, y ha sido lanzado en un momento en que muchas marcas están abandonando el segmento. Entonces, con más oportunidades de tomar una participación de mercado significativa, puede gustar al público.

Para aprovechar al máximo el saber hacer interno de la marca, el Aygo se basa en una versión abreviada de la plataforma utilizada por el Yaris. Sin embargo, el nuevo Aygo es un poco más largo que su predecesor, pero con 3,7 metros, sigue siendo una máquina compacta enfocada en la ciudad, ue adopta un estilo pseudo-SUV, que incluye una altura de manejo elevada, molduras de paso de rueda grandes y llantas de aleación de 17 o 18 pulgadas según las especificaciones, bastante grandes considerando el tamaño del automóvil. Con el acabado de pintura de dos tonos, ciertamente hay una sensación de diversión en el diseño.

En el interior, los destellos del color de la carrocería en las puertas, alrededor de la palanca de cambios y en el salpicadero, contrastan con el resto de los materiales oscuros y ayudan a que el habitáculo sea alegre. El salpicadero, ha sido reemplazado por un diseño redondeado y amplio, que alberga un sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil. En los modelos de especificaciones superiores, mide nueve pulgadas, pero incluso las pantallas más pequeñas de siete y ocho pulgadas, en los acabados inferiores, tienen compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay.

El banco trasero es estrictamente para dos personas, pero en el lado positivo, pues hay mucho espacio para los pies debajo de los asientos delanteros, y  el maletero  tiene una capacidad de 231 litros. Tiene una dirección liviana y bien ponderada, lo que significa que es fácil de usar en la ciudad y a velocidades más altas. También es un automóvil ágil, lo que le hace bastante divertido de conducir en áreas urbanizadas.

Está propulsado por un motor de gasolina de 3 cilindros, de 1.0 litros, que desarrolla una potencia de  72 CV, con 93 Nm de par. Esta potencia se transmite a las ruedas delanteras por medio de una caja de cambios manual de 5 velocidades, que permite una velocidad punta de 160 kms/h y una aceleración de 0 a 100 kms, en 14’9 segundos, con una emisiones de CO2 de 110 g/km.                                                               Ya está disponible en España desde 13.500 euros hasta 18.150 euros, según nivel de equipamiento.