Todo lo que se debe saber del injerto capilar, por el Dr. Jacobovski

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Existen múltiples técnicas para realizar una intervención quirúrgica de injerto capilar, pero en los últimos años se han desarrollado dos formas para que el pelo crezca en la dirección correcta y cubra las zonas despobladas del cuero cabelludo.

Estas se denominan la técnica FUE y FUSS siendo la primera la más innovadora y ambas practicadas en la clínica del Dr. Bruno Jacobovski para tratar la alopecia y la calvicie.

La técnica FUE y todo acerca el injerto de cabello

El procedimiento de injerto capilar, consta de la extracción de folículos de forma individual, para realizar esta cirugía se aplica anestesia local en las zonas denominadas donantes y posteriormente se implantan en las partes donde se presente calvicie en el cuero cabelludo. Teniendo como resultado calidad, seguridad y soluciones exitosas una vez terminado el tratamiento.

Hay dos procedimientos de mayor uso que están a la vanguardia en cuanto a resultados, al primero y más novedoso se le nombra FUE, que proviene del origen inglés Follicular Unit Extraction, denomina la extracción de los folículos pilosos individualmente. Estos son extraídos de la zona posterior o lateral de la cabeza, ya que el cabello de esta parte, está genéticamente programado para crecer a lo largo de toda la vida. Estos folículos se preparan bajo la lupa minuciosa del microscopio para, posteriormente, colocar en las áreas problemáticas y hacer distribución uniforme del crecimiento del cuero cabelludo.

Este procedimiento representa una gran ventaja, debido a su mínima invasión, ya que su proceso de curación es más rápido que el resto.

Las ventajas de la técnica FUSS

En el caso de la técnica FUSS, se retira una capa del cuero cabelludo de las zonas traseras e igualmente de la lateral, que mide entre 15 y 20 centímetros de longitud por 1 centímetro de ancho, luego se colocan a punto los folículos por medio de microscopios de alta resolución para preservar su integridad, posteriormente se suturan y después de 14 días del procedimiento, se retiran los puntos.

El resultado final se podrá observar después de 12 meses de la intervención.

Es importante mencionar que para obtener un resultado 100% conveniente en el procedimiento quirúrgico, se deben seguir todas las indicaciones del especialista en cuanto al proceso posoperatorio, ya que hay pasos explícitos que aceleran la recuperación. La clínica del Dr. Bruno Jacobovski cuenta con un sitio web donde amplía la información.