Telepizza avanza hacia la transformación de su marca de la mano de un nuevo equipo directivo

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Telepizza ha decidido iniciar un proceso de transformación de la marca, aprovechando la nueva etapa que se abre ahora de la mano de un nuevo equipo directivo, con el fin de reconectar con el consumidor, según ha informado el grupo.

Además, la compañía está invirtiendo en nuevos modelos de tiendas más pequeñas y ‘foodtrucks’ y está reforzando su plan de expansión para incrementar su presencia en poblaciones de menos de 15.000 habitantes, y alcanzar el objetivo de cerrar 2021 con cerca de 900 establecimientos en España y Portugal.

Telepizza ha resaltado que es reconocida por los consumidores como la marca líder en pizza ‘delivery’ por su sabor único. Estos destacan que la calidad de las pizzas de Telepizza es un 40% mayor que las de la competencia y el sector, y que sus productos son un 57% más sabrosos que los de otras marcas de pizza, según datos de la consultora Kantar.

Una valoración que, según la firma, contrasta con la opinión que tienen de sus anuncios publicitarios, que pasan inadvertidos en el bloque publicitario.

En un ejercicio de “transparencia y honestidad”, Telepizza reconoce que en los últimos años sus campañas no han logrado conectar con sus clientes y según datos internos de la propia compañía, obtiene un aprobado en la valoración global de sus anuncios.

Los consumidores califican con 6,4 la originalidad y cuando se trata de su conexión con la marca, la nota cae a poco más del 6.

Por eso, la compañía ha decidido iniciar un proceso de transformación de la marca, que busca reconectar con el consumidor, con el foco en el sabor único y variedad de sus pizzas.

El pistoletazo de salida para este cambio lo da la nueva campaña “Estamos muy buenos” en la que Telepizza, en tono de humor, hace autocrítica y reconoce que no siempre ha acertado en la forma de hacer publicidad para dirigirse a sus clientes y ensalzar su producto.

Con un tono transgresor y un lenguaje muy diferente al que venía utilizando, la marca recurre a planos disruptivos, a ‘travellings’ y a nuevos puntos de vista, para conseguir un spot al más puro estilo ‘food porn’ que resalta los sabores Telepizza y rompe con lo visto hasta ahora en anuncios de otras marcas del sector.

“Tenemos que volver a ser la marca icónica que fuimos, conectando de nuevo con nuestros fieles consumidores y atrayendo a aquellas nuevas generaciones a través de la distintividad de nuestra publicidad y el sabor de nuestras pizzas”, ha resaltado el director de Marketing de Food Delivery Brands, Jesús Cubero.