Telefónica cierra y desembolsa la emisión de obligaciones perpetuas subordinadas por valor de 1.000 millones

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Telefónica ha cerrado y desembolsado este viernes la emisión de obligaciones perpetuas subordinadas realizada el pasado 3 de febrero por un importe de 1.000 millones de euros, según ha informado la compañía en una comunicación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Telefonica Europe fue la entidad encargada de llevar a cabo esta emisión, con la garantía subordinada de Telefónica S.A., que representa el primer bono híbrido sostenible del sector de las telecomunicaciones y en el que la operadora ha registrado el cupón más bajo de todos los híbridos emitidos en su historia.

En concreto, desde las indicaciones iniciales de cupón de 3,125% para esta nueva emisión de híbridos de Telefónica, se consiguió reducir el mismo en 74,9 puntos básicos hasta fijar el coste definitivo en el 2,376% para el periodo comprendido entre el 12 de febrero de 2021 hasta el 12 de mayo de 2029.

A partir de 2029, estos bonos devengarán a un interés fijo igual al tipo ‘swap’ a ocho años aplicable más un margen del 2,616% anual desde mayo de 2029 y hasta febrero de 2031, cuando este se incrementará hasta el 2,866% anual hasta mayo de 2049. A partir de entonces, alcanzará el 3,616% anual.

Esta obligaciones tendrán un importe nominal unitario de 100.000 euros y tendrán carácter perpetuo, si bien serán amortizables a opción del emisor en fechas concretas y en cualquier momento en caso de que ocurran determinados supuestos previstos en los términos y condiciones fijados.

La demanda de esta emisión se situó por encima de los 7.000 millones de euros con la participación de más de 500 inversores, lo que representa una sobresuscripción superior a siete veces, “el libro más grande jamás conseguido en una emisión de híbridos de Telefónica”.

La compañía informó en el momento del lanzamiento de esta emisión de que los fondos netos que se obtuvieran en el marco de la misma estarán sujetos a criterios específicos de elegibilidad que se aplicarán a proyectos nuevos o existentes, según se detalla en el Marco de Financiación Sostenible de Telefónica, que por primera vez incluye en su financiación proyectos sostenibles.

De esta manera, el dinero del híbrido sostenible servirá para financiar proyectos destinados a incrementar la eficiencia energética de la compañía gracias al proceso de transformación del cobre hacia la fibra óptica y proyectos destinados a llevar o mejorar la conexión móvil en zonas rurales e impulsar el emprendimiento y la creación de empleo.

De forma paralela a esta emisión, Telefónica llevó a cabo una oferta de recompra para los tenedores de valores de una emisión de bonos híbridos por importe de 1.000 millones de euros con un cupón actual del 3,75%, de los que el grupo de telecomunicaciones recompró finalmente títulos por un valor total de 757,6 millones de euros.