NH Hoteles retira el ERE en su Central de Reservas

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

NH Hoteles ha anunciado que ha retirado de manera definitiva el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que había planteado a principios de marzo para su Central de Reservas y que suponía el despido de 94 trabajadores de los 142 profesionales que conforman ese departamento.

En su lugar, la cadena hotelera ha explicado que se abrirá un plazo de negociación de tres meses para cambiar el convenio colectivo aplicable, desde el actual de hostelería a otro específico que cambiará la proporción actual de las partes fija, variable y por incentivos de la retribución salarial.

Por otro lado, NH ha acordado con los trabajadores de los Servicios Centrales aplicar un ERE que afectará a un total de 187 profesionales en vez de a los 295 planteados inicialmente, y que incluye un plan de recolocación y la posibilidad de retorno en caso de futuras vacantes.

Las votaciones contaron con una participación del 73,6%, con un 95,8% de los votos a favor. Ambas partes han coincidido en que las medidas acordadas, que han sido ratificadas este lunes, minimizarán la destrucción de empleo en la compañía.

De los 584 trabajadores que componen la plantilla de Servicios Centrales y Headquarters, 412 han votado a favor del preacuerdo, 7 se han abstenido y 11 han votado en contra.

El número de salidas pactado en el acuerdo se ha reducido un 35% en las dos áreas respecto al planteado al comienzo de las negociaciones.

Asimismo, NH ha aclarado que en el año y medio siguiente al cierre del acuerdo no se podrán efectuar despidos colectivos, como medida de salvaguardia del empleo, y durante tres años se mantendrá una bolsa de empleo que permitirá a los profesionales despedidos participar en igualdad de condiciones a las vacantes que pudieran producirse.

El acuerdo establece un periodo de adscripción voluntaria hasta el 6 de abril, cuyas solicitudes deberán ser aprobadas por la empresa. Además, las indemnizaciones previstas comprenden entre 30 y 31 días por año trabajado, con un tope máximo de 20 mensualidades o 130.000 euros, y en ningún caso serán inferiores a tres cuartas partes de la indemnización legal equivalente por despido improcedente.

Desde NH han destacado que los acuerdos alcanzados ayudan de forma significativa a quienes salen de la compañía y también a quienes permanecen en ella. “De ese modo permitirán al grupo seguir prestando sus servicios con un alto grado de calidad y, a la vez, asegurar la viabilidad de la empresa y su capacidad de respuesta ante un futuro retador”, ha añadido.

CC.OO. considera que no existe justificación para acometer despidos en el grupo hotelero al existir otras alternativas no traumáticas y coyunturales ante la situación producida por la pandemia.

Sobre ello, los sindicatos sostenían que estos trabajadores, que representan poco más del 1% de la masa salarial de la hotelera, deberían poder seguir en ERTE como han hecho desde el 29 de junio.

RECONVERSIÓN DEL SECTOR HOTELERO

Según NH, la transformación y la eficiencia han sido una constante en su gestión, consciente de que, desde hace años, el sector hotelero se está reconvirtiendo, cada vez más afectado por factores como la digitalización de diferentes funciones, el teletrabajo o el desarrollo de los apartamentos turísticos.

La empresa explicó, a través de un comunicado, que inició este proceso “consciente” de su responsabilidad de gestión y de su “obligado compromiso” para salvaguardar la viabilidad empresarial.

“Si bien estas medidas siempre resultan difíciles y dolorosas, posponerlas solo habría servido para agravar la actual situación de la compañía, arriesgar su futuro y comprometer dentro de unos meses un número sustancialmente mayor de puestos de trabajo”, recalcó.

Este cúmulo de factores ha dejado de “ser una amenaza” y se ha convertido en la “inexorable realidad del negocio hotelero presente y futuro”, según lamentó la empresa.