Soluciones para el ahorro de energía en minería de criptomonedas

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La sociedad es cada vez más consciente de la importancia del cuidado del medioambiente y de cómo las actividades que impactan en el cambio climático podrían causar desastres naturales en todo el mundo. Por este motivo, surgen nuevos e innovadores dispositivos sostenibles para contrarrestar el impacto de diferentes actividades.

Este es el caso de la minería de criptomonedas que, de no ser tratada a tiempo, no influenciará solo al mundo de la tecnología y de la economía, sino también al medioambiental. Por esto, empresas como GreenAir presentan alternativas para la reducción de CO₂ y de energía minera durante los procesos de blockchain.

El consumo de energía durante el proceso de minería de criptomonedas

Las criptomonedas existentes en el mercado provienen de un proceso de minería. Es decir, los participantes verifican las transacciones del blockchain en busca de encontrar respuestas correctas a diferentes retos provenientes de las bases de datos y, a cambio, son recompensados con las famosas monedas electrónicas.

Una vez superado el reto, el sistema se ajusta y adapta para que no haya saturación de monedas. Esto significa que, para que los mineros logren su objetivo, deben aumentar la capacidad y potencia de sus equipos que, generalmente, se hace a través de la instalación de tarjetas gráficas.

Estas tarjetas son sinónimo de consumo de grandes cantidades de energía y, dado que el Bitcoin ha crecido de manera considerable, también ha aumentado el proceso de minería de monedas y, por ende, el gasto energético, que ya alcanza cifras nunca antes vistas.  

Una solución para el ahorro de energía en minería de criptomonedas

En esta línea, GreenAir presenta una alternativa sostenible y efectiva para la minería de datos que permitirá que esta actividad se desarrolle con una reducción importante en el consumo de energía y en la contaminación del aire. Se trata de dispositivos alimentados por energía solar y un chip de minado, que actualmente está en desarrollo e investigación y hecho a base de aluminio reciclado. Estas características permitirán al dispositivo disminuir de manera considerable las emisiones de CO₂ de la atmósfera y reducir directamente el impacto al cambio climático.

En 2022, este proyecto se dará a conocer de manera pública y estará disponible en preventa. Además, se espera que en 2025 salga de fábrica gracias al excelente trabajo de ingenieros y profesionales que realizan investigación y pruebas a profundidad. En definitiva, Green será un ecosistema descentralizado que solucionará el problema actual del gasto energético en el proceso de minado de las criptomonedas a partir de dispositivos alimentados por energía solar.