Corporate

PREMIOS CORPORATE 2023

Soluciones avanzadas para el ojo seco en el Hospital Universitario Dexeus Barcelona

POR REDACCIÓN

Cuando alguien experimenta la sensación de arenilla o de cuerpo extraño en los ojos, acompañado de escozor y enrojecimiento, es muy probable que padezca lo que se conoce como Síndrome de ojo seco. El tratamiento de esta patología, la más común entre las enfermedades oftalmológicas, ha tenido avances significativos en los últimos años, tanto en el diagnóstico como en el tratamiento. Estos avances los han ido incorporando en el Departamento de Oftalmología del Hospital Universitari Dexeus, en Barcelona, dirigido por el doctor Carlos Vergés, uno de los especialistas más reputados a nivel nacional e internacional, especialmente en lo referente al ojo seco.

Una enfermedad muy común

Según cifras del Departamento de Oftalmología del Hospital Universitari Dexeus y coincidiendo con las aportadas por organismos oficiales, cerca de un 40% de las consultas de oftalmología se relacionan con la sequedad ocular, por ello el síndrome de ojo seco se considera una de las enfermedades más comunes y con mayor trascendencia para otras enfermedades y para la calidad de vida del que la padece. El origen de la enfermedad está en una lágrima escasa y/o de mala calidad, que no lubrifica bien la superficie ocular, se evapora rápidamente y reseca el ojo, reduciendo la visión y generando un proceso inflamatorio que todavía altera más la lágrima y la superficie ocular, produciendo un círculo vicioso que agrava aún más la condición.

Actualmente, se sabe que el 80% de los casos de ojo seco, la alteración de la calidad de la lágrima, se deben a trastornos de las glándulas de Meibomio, encargadas de generar lípidos (grasa) que se mezclan con la lágrima y que, en su ausencia, la lágrima lubrifica menos y se evapora rápidamente. Algunos de los avances más importantes se refieren a poner de manifiesto el estado de estas glándulas, ubicadas en los párpados. Mediante interferometría óptica se puede visualizarlas y ver su estado anatómico y funcional. También se sabe que estas glándulas son muy sensibles a cambios hormonales, ambientes secos o espacios donde se utilice excesivamente el aire acondicionado o las calefacciones, así como exposición al viento, favorecen su deterioro. También se ven alteradas con el uso frecuente de lentillas o el abuso de las pantallas de ordenador; personas afectas de diabetes, alergias, ansiedad; con el consumo de medicamentos para dormir o con trastornos de la alimentación y del sueño, entre otros factores.

Experiencia diagnóstica, quirúrgica y terapéutica

Más allá de los tratamientos tradicionales para el ojo seco, el Departamento de Oftalmología del Hospital Universitari Dexeus ofrece los nuevos tratamientos que ya han mostrado su eficacia y seguridad. Destacan la aplicación de gotas elaboradas con plaquetas plasmáticas, obtenidas de la propia sangre del paciente y con alto contenido en factores de crecimiento y antiinflamatorios, o las gotas de insulina, con gran capacidad reparadora de la superficie ocular. Dentro de las terapias intervencionistas, destacan, la micro exfoliación del borde libre palpebral y el sondaje de las glándulas de Meibomio. Para los casos muy severos, el doctor Vergés y su equipo aplican Luz pulsada de alta intensidad (Thermaeye Plus), Láser rojo (RedTouch) o los implantes de membrana amniótica.

Junto a los tratamientos de aplicación directa sobre los ojos, se asocia el tratamiento de los factores que se sabe juegan un papel muy importante en el ojo seco, tanto para iniciarlo como para agravarlo, se refieren a factores emocionales y factores de tipo nutricional. En ambos casos se induce una respuesta inflamatoria en todo el organismo que se asocia a la inflamación local en la superficie ocular. También se sabe que el estrés y la ansiedad, aumentan la percepción de dolor y así el paciente no nota la posible mejoría del tratamiento y entra en un estado de frustración al ver que su enfermedad no se cura y que su calidad de vida es cada vez peor.

Es esencial mejorar las condiciones generales de los pacientes con ojo seco, desde la nutrición, el ejercicio, la calidad del sueño y descartar enfermedades de tipo autoinmune, entre las que se destaca la Fibromialgia. Esta última, cada vez más frecuente en el entorno, suele cursar con ojo seco de tipo neuropático que hace muy difícil su resolución, pero que actualmente se tienen más medios para su diagnóstico y tratamiento, especialmente con el estudio de las fibras nerviosas de la córnea (microscopia confocal) o los mediadores de la inflamación en la lágrima (sobreexpresión genética del ARNm).

Los procedimientos que se realizan en el Departamento de Oftalmología son personalizados y considerando la patología ocular y la sistémica, en consonancia con la historia clínica de cada paciente, además de los estudios del epitelio de la superficie corneal, la inervación corneal, la calidad y cantidad de lágrima, amplitud y ritmo del parpadeo, etc. Los esfuerzos del personal de este departamento no cesan, con el objetivo de encontrar soluciones para eliminar las molestias e incluso sanar totalmente los pacientes que sufren de ojo seco.

Lo más leído

,