Solo el 13% de los españoles prefiere el trabajo presencial frente al híbrido

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

España es uno de los países donde sus ciudadanos son más contrarios a volver a una rutina de trabajo presencial y tradicional, ya que apenas el 13% de los españoles prefiere un horario de oficina antes que una rutina de trabajo híbrida, según se desprende del estudio ‘Hybrid Living Futures’ de Samsung y The Happiness Institute.

En general, el 86% de los europeos han adoptado una forma híbrida de vida y ya no desean volver al horario tradicional de oficina.

Sin embargo, aunque muchos españoles se encuentran cómodos en el modelo híbrido, un 19% de trabajadores reconocen tener dificultades para desconectar del trabajo, un 13% tiene la sensación de trabajar a todas horas y un 14% hasta altas horas de la noche.

Además, el aumento del tiempo que se pasa en casa ha provocado que muchos trabajadores sientan que están haciendo varias tareas al mismo tiempo, y la forma más común de gestionar las exigencias laborales y domésticas es hacer malabarismos en ambos ámbitos a la vez, siendo esa la sensación para el 18% de los españoles, muy baja en comparación a otros países como Grecia e Italia, donde el porcentaje es del 41% y 40%, respectivamente.

Los datos españoles también contrastan con países como Francia y Dinamarca, donde el 36% y el 35% afirman que estas obligaciones se combinan sin problemas, mientras en el caso de España la cifra es de un 21%.

Para el director de Marketing de Samsung Europa, Benjamin Braun, este informe demuestra que los trabajadores se sienten “capacitados” para dar prioridad a sus propias necesidades y, a medida que el mundo sigue desbloqueándose, y la gente vuelve a estar en movimiento, las empresas tienen que estar “a la altura de afrontar el reto o saldrán perdiendo”.

“La pandemia ha aumentado nuestra dependencia de la tecnología para realizar tareas que antes eran analógicas y, con el presentismo convertido en un concepto obsoleto, los empresarios deben pensar detenidamente en cómo satisfacer las demandas de la vida híbrida moderna”, ha añadido.

NUEVOS HÁBITOS FRENTE A LA TECNOLOGÍA

El 74% de los trabajadores españoles busca activamente formas de crear un límite entre su vida personal y profesional, frente al 57% de los trabajadores europeos.

Para el 75% de los trabajadores españoles, la tecnología les ha ayudado a adaptarse a nuevas rutinas, mientras que el 63% considera que les ayuda a establecer nuevos límites y a recuperar el control de sus vidas.

Sin embargo, a pesar de estos esfuerzos de adaptación, el 78% de los trabajadores españoles sigue buscando un mejor uso de la tecnología y más apoyo de sus jefes para ayudarles a gestionar esta nueva forma de vivir y trabajar, frente a un 83% en el caso de la media europea.

Por otro lado, la tecnología está incidiendo fuertemente en otros aspectos de la vida de los trabajadores como la vivienda: un 59% de los españoles ha realizado o está planeando mejoras en su casa para facilitar la vida híbrida, frente a un 66% de los europeos; y un 54% ha creado nuevos espacios en casa para marcar los límites entre el trabajo y el tiempo personal, por encima del 48% en el caso de los europeos.

Adicionalmente, el 42% de los españoles ha decidido cambiar de casa, por una nueva residencia que se adapte mejor a esta nueva forma de vida, dato similar al resto de Europa donde un 41% ha tomado esta decisión.