Sidecar Design ayuda a las marcas a posicionarse desde su idea inicial

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La comercialización de los productos en el mercado se presenta, cada vez más, con nuevas capas de complejidad. A día de hoy, todos los aspectos de un bien inciden en su capacidad de llegar a los clientes. A través de una cadena integrada por los procesos de naming, branding y packaging, se los dota de distintas características y conceptos que permiten al consumidor identificarlos con la satisfacción de sus necesidades.

En este sentido, el estudio Sidecar Design provee a sus clientes de apoyo en todas las etapas del camino, desde la conceptualización del nombre, hasta el diseño de etiquetas. El equipo de trabajo de la empresa es multidisciplinar y se adapta a distintos estilos de marcas.

El primer contacto con el cliente es el packaging

En la cadena de diseño de comercialización de un producto, el packaging puede ser el último eslabón. En cambio, desde el punto de vista del consumidor, el orden se invierte. El envoltorio, la presentación y la etiqueta de un producto determinan el primer contacto. En el caso de que se trate de artículos que se exhiben en góndolas, el diseño de etiquetas es crucial para atraer la mirada del consumidor.

En Sidecar Design entienden el packaging como el conjunto de elementos visuales que presentan el producto al potencial comprador. El diseño debe ser lo más atractivo posible y a la vez tiene que estar dotado de la capacidad de contar tanto los valores de una marca, como el posicionamiento de ese producto en el mercado. Cuando el diseño es exitoso se otorga una sensación de pertenencia y confianza al cliente con respecto al artículo en cuestión.

De esta manera, el packaging es una oportunidad para facilitar información de vital interés para los consumidores, estrechar lazos y lograr la fidelización con el producto. Otro aspecto de relevancia es la diferenciación con la competencia. El diseño de etiquetas debe ser creativo para reforzar la identidad de la marca y conseguir una distinción con respecto a los demás artículos. Cuando todas estas condiciones se cumplen, es posible influir en la decisión de compra final de los consumidores.

Las diferentes etapas

Para que el packaging sea exitoso y atraiga a los clientes, es necesario que detrás tenga una marca que lo sostenga. Los profesionales de Sidecar Design se encargan de todo el proceso de identidad de un producto, que por lo general comienza con el naming, o sea el nombre de la marca.

Una vez dado el primer paso, es necesario realizar la arquitectura de la marca o branding. En esta etapa se desarrolla la identidad corporativa y el posicionamiento en el mercado.

A través del trabajo en conjunto con el estudio Sidecar Design es posible desarrollar mejores marcas, productos y servicios, en un proceso que va desde el concepto inicial hasta el packaging final.