Seagate da un salto de calidad con su memoria SSD FireCuda 530 PCIe de 4ª Generación

Por Francisco Bautista

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Los equipos informáticos siguen una progresión exponencial en cuanto a potencia, prestaciones y versatilidad. Una de las demandas que más ha crecido al amparo de esta evolución, es la necesidad de contar con los componentes que ofrezcan mayor rendimiento y velocidad de proceso. Una tendencia impulsada por el uso de los equipos cada vez más enfocados al ocio, especialmente para el disfrute de videojuegos. Para ofrecer una adecuada solución de almacenamiento, Seagate Technology comercializa la FireCuda 530, una memoria SSD diseñada específicamente para usuarios de PC Gaming. Este soporte de almacenamiento incorpora la innovadora tecnología PCle de 4ª Generación con NVMe. Probablemente, la unidad con el rendimiento más rápido que ha lanzado la compañía en toda su historia. Esta nueva generación proporciona velocidad, resistencia y una gran capacidad, para aprovechar todo lo posible el rendimiento de los equipos informáticos más potentes.

FireCuda 530 alcanza velocidades de lectura de hasta 7300MB/s, con tasas de transferencia hasta dos veces más rápidas que las SSD PCle de 3ª Generación y 12 veces más rápidas que las SSD SATA. La unidad está montada sobre controladores E18 con la última tecnología 3D TLC NAND. Esto proporciona gran velocidad pero también un contrastado respeto por la integridad de los datos, en circunstancias extremas de temperatura. No obstante, para los que necesitan un extra de estabilidad, Seagate presenta conjuntamente una gama de producto con disipador de calor, especialmente diseñado por EKWB. En este caso, se han sustituido las aletas de enfriamiento por un bloque de aluminio de altas prestaciones disipadoras, con un acabado de textura fina, que maximiza el enfriamiento.

Disponible en capacidades de hasta 4 TB, FireCuda 530 ofrece una resistencia de larga duración de 1,8 millones de horas de tiempo medio entre fallos (MTBF) y de hasta 5100 bytes totales escritos. Lo que se traduce en que los jugadores podrán escribir y borrar el 70 % de la capacidad de la unidad cada día, durante 5 años. Por si esto no fuera suficiente, incluye un plan de recuperación de datos, Rescue Data Recovery, que cubre tres años de soporte con una garantía de cinco años. Viene de serie con las utilidades SeaTools y DiscWizard, para facilitar la incorporación de nuevas unidades de memoria al ordenador, controlar su estado, así como el rendimiento de los discos duros y sólidos.

FireCuda 530 de Seagate tiene un precio de 151,90 euros en el caso de la unidad de 500 GB,  mientras que la de 1 Tera cuesta 269,90; otras opciones son: 567,90 euros, la de 2 TB, y 1109,90, en el caso de la de 4. Las versiones que incorporan disipador de calor tienen unos precios más elevados: 179, 305, 640 y 1180 euros, respectivamente.