Sastrería Gentleman permite contar con una sastrería a domicilio

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Un traje hecho a la medida es una pieza única que se elabora a partir de las características físicas y del estilo que quiere proyectar quien lo luzca. Por eso, su confección debe estar en manos de expertos artesanos que puedan plasmar en cada pieza lo que el cliente necesita.

Sastrería Gentleman es una empresa que lleva 9 años complaciendo las exigencias del mercado. Recibe a clientes en los talleres, pero con su servicio de trajes a medida online se pueden trasladar hasta la casa u oficina de los interesados. Ellos explican con detalle en qué consiste su novedoso servicio.

Las ventajas de contar con una sastrería a domicilio

Lo primero es concertar la cita en función de la agenda disponible. El cliente debe contar con un pequeño espacio en su oficina o residencia donde se le realizará el showroom. Allí podrá elegir entre los diseños que son tendencia en cada temporada y que están disponibles.

Además, se le muestran todas las opciones de tela que están de moda para finalmente tomar las medidas. En la reunión, siempre asiste un experto en sastrería de hombre que se encarga de esta tarea. Son profesionales que conocen perfectamente los tallajes y también tienen el criterio para hacer las recomendaciones adecuadas.

Durante el proceso de confección se realizan todas las pruebas pertinentes para asegurar que el traje tenga la caída correcta y se ajuste perfectamente. Con un minucioso trabajo artesanal de confección se elabora cada pieza. Para los clientes es como llevar la sastrería de hombre a domicilio y contar con todas las ventajas de piezas elaboradas a medida.

Asesoría personalizada de la mano de expertos artesanales

Un traje a medida online de Sastrería Gentleman ofrece exactamente la misma calidad que cuando se acude a un taller para solicitar este servicio. La ropa a medida elaborada a mano siempre se ajustará mejor que la que se confecciona con tallas estandarizadas de las tiendas de moda. Con artesanos expertos la gente tiene la posibilidad de asesorarse de manera más personalizada.

En la toma de medidas se prueban los diversos patrones y se verifica cuál es el que mejor se adapta a la estructura corporal de cada cliente. En función de eso, se pueden elegir las telas, el color, los botones y todos los detalles para una personalización bien exclusiva, donde el cliente siempre tiene la última palabra.

Antes de dar por finalizada la confección, existe la posibilidad de verificar los ajustes necesarios con una prueba final. De esta manera, y de la mano de expertos de la sastrería de hombre, el cliente siempre contará con una pieza única.