Retos musicales del 2021

Por Silvano Rosas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Rara vez en estas últimas décadas, la industria musical había empezado una temporada tan llena de incertidumbre para el desarrollo normal de una actividad de la que dependen muchas familias. Los retos de este 2021 son sin duda, singulares. Es tan deliberadamente inesperada cualquier dirección del mercado, que en el Reino Unido el pasado 2020, se llegó a doblar la venta del humilde y despreciado cassette en comparación con su punto más alto de ventas hace diecisiete años.

Según BPI (British Phonographic Industry), este “formato retro” ha estado escalando otra vez su particular montaña desde 2018 a un paso lento pero muy estable. 94,7% en 2020 ha sido el ascenso con un total de 156,542 unidades. Curiosamente, son los más jóvenes quienes están llevando a casa este formato según los artistas que ocupan las primeras posiciones de preferencia.

Cassettes editados en 2020 con altas ventas en el Reino Unido.

Lady Gaga se adueña del primer puesto, seguida de Selena Gomez, Dua Lipa, Kylie Minogue y Haim entre otros. En materia de rock, solamente Ozzy Osbourne con Ordinary Man (No. 17), y AC/DC con Power Up (No. 28) sacan la cara por el género. La tendencia que se espera pueda mantenerse a medio plazo en la industria discográfica, es una coexistencia amigable de formatos tangibles con el boom del streaming actual. Aunque parezca una relación sentimental incompatible, la apetencia por mostrar en las redes sociales el valor del formato físico (vinilo, cds, cassettes, cartuchos, MiniDisc, etc) en todo su esplendor artístico, favorece la valoración del producto como tal, al igual que incrementa en determinados casos su valor comercial.

Nuevo trabajo de AC/DC también disponible en cassette.