Renfe recupera 57 millones de viajeros en 2021

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Renfe ha conseguido recuperar 57 millones de viajeros en 2021, hasta alcanzar los 323 millones, lo que supone un 21,6% más que en el ejercicio precedente, según los datos provisionales presentados al consejo de administración por el presidente de la compañía, Isaías Táboas.

Según destaca la compañía, el crecimiento en el número de viajeros «demuestra la confianza ciudadana en las medidas tomadas por Renfe para asegurar un viaje seguro y cómodo», aunque ha sido, no obstante, menor del previsto por causa de las sucesivas olas de la pandemia que se produjeron durante el ejercicio pasado.

Por lo que respecta al tipo de servicios ferroviarios de viajeros que opera Renfe, los considerados servicios públicos (Cercanías, Regionales y Avant) han experimentado un incremento en su demanda de un 19,9%.

Por su parte, el crecimiento en la demanda en los servicios comerciales (AVE, Avlo, Alvia, Euromed e Intercity), ha sido del 58,6%, con 7 millones de viajeros recuperados, y un aumento en los trenes AVE de un 62%.

En mercancías, la compañía ha recuperado 1,1 millones de toneladas, lo que supone un crecimiento de un 7,4%, hasta alcanzar 15,3 millones de toneladas durante el ejercicio.

La recuperación parcial de la demanda ha supuesto una mejora de las ratios de productividad, especialmente la del aprovechamiento, que ha aumentado 14 puntos con relación a 2020, situándose en un 60% en trenes de servicios comerciales, lejos aún del aprovechamiento del 72% del año 2019, lo que significa que aún falta recuperar parte de la demanda para llenar las plazas ofrecidas.

FACTURACIÓN DE CASI 3.000 MILLONES

La recuperación paulatina de la demanda y la mejora de la productividad se ha traducido en un aumento de 400 millones de euros en los ingresos por ventas de billetes y transporte de mercancías, que se prevé rocen los 3.000 millones de euros.

En cuanto a los gastos, el informe provisional detalla, por un lado, el esfuerzo en la contención de los no directamente ligados a la producción (publicidad, consultorías, informática, comunicaciones, etc.), que alcanzan un ahorro del 66 millones de euros respecto a lo presupuestado, así como el importante impacto que va a tener el incremento extraordinario de los precios de la energía, que han aumentado en 133 millones de euros con relación a lo previsto.

«Este incremento, que se estima será de un 80%, supondrá un importante lastre en los resultados definitivos», avisa la compañía.