Renault ha presentado su nuevo plan estratégico: Renaulution, que será su “nouvelle vague”

Por Wenceslao Pérez Gómez

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El Grupo Renault ha desvelado su estrategia de los próximos cinco años y más allá, en la presentación del plan estratégico Renaulution, en el que la marca Renault se adapta a las tendencias del mercado de la automoción. Con su nueva Nouvelle Vague, Renault aportará modernidad al sector de la automóvil, convirtiéndose en una marca de tecnología, servicios y energía limpia. Renault conservará su estatus de liderazgo en la transición energética gracias a sus soluciones electrificadas o de hidrógeno, ofreciendo la panoplia de productos más ecológica de Europa para 2025.

En materia de tecnología, Renault se basará en la “Software République”, un ecosistema abierto a los  programas, los datos, la ciberseguridad y la microelectrónica. De este modo, los modelos de la marca se llenarán de servicios conectados. La creación de valor vendrá a través de la mejora del mix producto en favor del segmento C, el desarrollo de tecnologías vanguardistas y nuevas perspectivas comerciales sobre el ciclo de vida de los vehículos.

Argumentos sólidos

La innovación forma parte de la esencia de la marca Renault desde hace 120 años. La marca tiene fundamentos sólidos que corroboran su ambición por convertirse en la Nouvelle Vague. Renault es líder en el mercado europeo de vehículos eléctricos con más de 10 años de reputada experiencia en movilidad eléctrica, servicios y más de 300 000 vehículos vendidos.

Además, Renault ha inventado E-TECH, una tecnología híbrida que incluye más de 150 patentes y se basa en la experiencia de la marca en vehículos eléctricos y en la Fórmula 1. El Software Lab reúne a más de 1000 ingenieros especializados en software, datos y servicios de la nube, a los que pronto se sumarán muchos otros. La Re-Factory de Flins, centro industrial único y primera fábrica de Europa de economía circular para la movilidad, encarna también la modernidad de Renault. No obstante, esto es solo el comienzo…

Sobre ello, Luca de Meo, CEO Grupo Renault, ha declarado que, “En Renault, acogemos con gusto todas las evoluciones del sector para crear nuestra propia Nouvelle Vague. Se trata de aportar modernidad al sector de la automoción. Nos convertiremos en una marca energética, reforzando nuestro liderazgo en el vehículo eléctrico a través del el proyecto Electro Pole e invirtiendo en hidrógeno para lograr el mix más ecológico de Europa en 2025. Por otro lado, seremos una marca tecnológica a través de la innovación interna y de “Software République”, un ecosistema abierto destinado al desarrollo de un saber-hacer europeo en terrenos clave, como los datos o la ciberseguridad. Esto nos proporcionará una ventaja competitiva como marca de servicios, con servicios conectados de alta tecnología, tanto dentro de los vehículos como fuera de ellos. Y anclamos esta visión de modernidad en Francia. Porque como marca, sabemos que nuestro espíritu y nuestra fortaleza reside en nuestros orígenes.

El nuevo R5 encarna la “Nouvelle Vague”: está estrechamente conectado a su historia y al mismo tiempo simboliza el futuro: vehículos eléctricos populares y asequibles al alcance de todos.”

Tres ámbitos de competitividad
Renault va a evolucionar para convertirse en:

– una marca de tecnología, con un enfoque de ecosistema que tiene por objeto crear la próxima generación de proveedores de movilidad y líderes en el mundo. Este ecosistema, llamado Software République, permitirá a Renault, a otros miembros fundadores y a futuros socios, desarrollar competencias conjuntas, reforzar el “saber hacer” europeo y defender nuestra superioridad en tecnologías clave, desde el big data hasta la electrónica. Además, permitirá a Renault equipar sus vehículos con la mejor inteligencia artificial y sistemas de ciberseguridad.

– una marca de servicios, ofreciendo la mejor conectividad y servicios de alta tecnología, incorporados desde el origen en nuestros vehículos. En 2022, Renault introducirá My Link, un nuevo sistema de infoentretenimiento con Google Built-in. Renault será el primer fabricante de automóviles en llevar servicios de Google a vehículos para el gran público.

Al ser más inteligentes día tras día, nuestros vehículos aumentarán su valor con el tiempo. También gozarán de vidas comerciales más longevas. Además, Renault intentará romper el ciclo consumista y generar valor hasta el final del ciclo útil de los vehículos gracias a su Re-Factory de Flins (Francia). La planta reacondicionará más de 100 000 automóviles de segunda mano al año, reutilizará vehículos comerciales diésel y los convertirá en biogás y vehículos eléctricos puros. Renault posee una ventaja clara con respecto a la segunda vida y el final de la vida útil de las baterías. El control de estas partes de la cadena de valor ofrece la posibilidad de generar nuevas per4spectivas comerciales y valor.

– una marca de energía limpia, liderando la transición energética. Desafiando a los líderes en hibridación gracias a su revolucionaria tecnología E-TECH, Renault mantendrá su liderazgo en el mercado eléctrico con nuevas familias de productos basadas en nuestras dos plataformas eléctricas especializadas, CMF-EV y CMF-B EV. Asimismo, la marca ofrecerá soluciones de hidrógeno, listas para su comercialización en vehículos comerciales. El propósito es lograr el mix más ecológico del mercado europeo.

En su gama, Renault buscará al mismo tiempo potenciar la electrificación y optimizar su mix producto. Un reposicionamiento permitirá a la marca volver a entrar en la cesta de la compra privilegiada del segmento C mientras refuerzar su liderazgo en el segmento B. En 2025 se habrán lanzado 14 modelos (7 eléctricos y 7 vehículos de segmentos C/D) con el propósito de que los segmentos superiores representen el 45% de las ventas en ese año.

Renault 5 Prototype: el renacimiento de un coche de culto, más moderno que nunca

El alma de una marca reside en sus raíces. Sin anclarse en el pasado, la marca debe reconectar con sus raíces e inspirarse en sus épocas gloriosas. Esta es la función de Renault 5 Prototype, demostrar que Renault democratizará el vehículo eléctrico en Europa a través de una versión moderna de este clásico y popular automóvil. Renault 5 Prototype es un urbano compacto que rebosa estilo que conducirá al futuro uno de los iconos atemporales de Renault, incorporando un toque de modernidad 100% eléctrico.

Mantiene su carácter divertido, anticrisis y desenfadado, con su carrocería amarilla muy “pop”. El equipo de diseño de Gilles Vidal se ha inspirado en un modelo emblemático del patrimonio, conocido y reconocido, de Renault, el R5. El Renault 5 Prototype recoge las grandes líneas de su diseño original. Además, el enfoque moderno se evidencia en los acabados y materiales elegidos, inspirados en el mundo de la electrónica, el mobiliario y el deporte.

Sobre el diseño del nuevo Renault 5, Gilles Vidal, director de diseño de Renault, ha comentado que, “El diseño del prototipo de Renault se basa en el R5, modelo de culto que forma parte de nuestro patrimonio. Este prototipo representa simplemente la modernidad; se trata de un vehículo instalado en su tiempo: urbano, eléctrico y atractivo.”

El R5 es reconocible desde el primer momento, pero el tratamiento moderno de las líneas y superficies con detalles futuristas (luces, parte frontal…) lo convierte, sin duda alguna, en un producto absolutamente contemporáneo. Los elementos estilísticos, adaptados a partir del diseño del R5 original y modernizados, esconden funciones realmente sofisticadas: la entrada de aire del capó oculta la trampilla de recarga; las luces traseras incluyen deflectores aerodinámicos, y los faros antiniebla del paragolpes son luces de día.

Incluso existe un guiño al “5” original en la rejilla lateral, las ruedas y el logotipo trasero. La parte delantera y el techo en tela, procedentes del mundo del mueble, están concebidos para aportar un toque de llenos de charme a la francesa, otro guiño a su carácter desenfadado que toca la fibra nostálgica. Los logos delantero y trasero se iluminan para dar más vida al coche. La bandera francesa presente en los espejos retrovisores pone de relieve su origen francés; las luces de los reposacabezas y las informaciones que aparecen en la pequeña pantalla del cuadro de instrumentos, invitan a subirse a bordo y salir de viaje.