redk: transformarse para triunfar

Por Jordi Benítez

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

redk nació en 2005 por la inquietud de dos estudiantes de informática: Francisco Javier y Eugenio Rodríguez. Empezaron solucionando retos informáticos de empresas pequeñas; siguieron con compañías grandes de ámbito nacional y la Administración Pública, y en 2009, con la llegada de Hideki Hashimura a la firma, se adentraron en la gestión de relaciones con el cliente (CRM). La compañía ha ido creciendo, y lo que empezó siendo una aventura de tres personas, se ha convertido en una empresa de 65 empleados y algo más de siete millones de euros de facturación.

A lo largo de estos años, redk ha participado en la transformación digital de compañías como Viajes El Corte Inglés. En la actualidad trabaja con más de 250 empresas de diferentes sectores; entre ellas están Norauto, Balearia, Supermercados Consum, Wallapop, Telepizza y Camper.

En su trayectoria destaca la transformación de firmas como Balearia, dedicada al transporte marítimo. Les han mejorado la experiencia del cliente apostando fuertemente por la tecnología: “Lo hemos apoyado en herramientas de omnicanalidad que incluyen por ejemplo las conversaciones con los clientes por medio de WhatsApp. En este entorno de menor contacto físico por la pandemia, los usuarios quieren hacer más gestiones desde su móvil, viajar en un entorno más seguro”, indica Hideki Hashimura, actual director de Marketing de redk.

Resaltan también los trabajos con Emagister y Supermercados Consum. La inteligencia artificial y la automatización de procesos ha permitido en el primer caso mejorar las ventas y el acceso a los servicios de la plataforma educativa con menor personal. La digitalización ha facilitado en el segundo caso gestionar la presión tan brutal de la pandemia en los supermercados y servir a sus clientes de un modo satisfactorio.

Para Hashimura, hay “marcas que han entendido que la transformación digital es fundamental para la post-pandemia. Aunque ha habido un bajón del consumo, algunas han cedido a la presión por mejorar su infraestructura digital para satisfacer con ella las necesidades del mercado”. Los hábitos han cambiado, y quien no se adapte, morirá.

En este contexto, estima que en la post-pandemia se van a disparar “las empresas que aprovechen este momento de cambio del consumo y se hagan más eficientes con la tecnología y más eficaces con la experiencia de cliente”. Por eso hay quien está sacando dinero de donde no hay para invertir e impulsar su factor diferenciador. “Ya estamos hablando de lo que va a pasar el año que viene. Quien haya innovado, con un esfuerzo adicional y una mayor visión de futuro, tendrá una conexión con el cliente que le dará un mayor valor añadido en el mercado”, sostiene Hashimura.

Aquí redk ve que su papel es fundamental: “Quienes sacan mucho provecho lo hacen porque han entendido que la transformación digital les trae una ventaja competitiva. Pero necesitan que alguien les ayude. En estos procesos puedes dejarte mucho dinero sin obtener resultados”. La compañía tiene a gala los quince años de experiencia que le avalan a la hora de resolver problemas complejos que pueden haber visto antes.

Quizá por ese motivo, la pandemia no ha supuesto un parón al negocio de redk ni en España ni en el Reino Unido, donde empezaron su actividad en 2015: “A pesar del gran nivel de contingencia de 2020, hemos conseguido alcanzar nuestros objetivos estratégicos y de negocio. De hecho, hemos logrado crecer un 40% en el mercado británico, manteniendo así nuestra media de crecimiento de doble dígito constante durante los los últimos cinco años”, indica Hashimura. Esperan que su presencia en el mercado sea cada vez más global.

La evolución tiene mérito. redk ha crecido sin ayuda: “Nunca hemos tenido financiación externa de ningún tipo, ni venimos de familias pudientes. Hemos crecido de forma orgánica, apoyándonos en un deseo de hacer las cosas bien y crear un equipo de gente que tiene los mismos valores”, explica el director de Marketing.

Desde luego, tienen muy claro su mensaje: “Una implantación efectiva de tecnología CRM permite mejorar las relaciones con los clientes, aportando mayor información sobre ellos y permitiendo disminuir los costes de captación y fidelización. Esto resulta en mayor número de ventas y mayor rentabilidad”, indican. “Las empresas que no centren sus esfuerzos en mejorar su experiencia de cliente, no lograrán sobrevivir a este entorno cada vez más digital”. Seguramente por estos motivos piensan que a especialistas como a ellos les aguarda un futuro brillante.