Realia duplica su beneficio en el primer trimestre

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Realia ganó 8,51 millones de euros en los primeros tres meses del año, lo que supone un crecimiento del 117% respecto al mismo periodo del año anterior, después de revertir más de dos millones de euros en provisiones ante las mejores expectativas de recuperación por el Covid-19.

En concreto, las provisiones anotadas por la inmobiliaria controlada por el magnate mexicano Carlos Slim se limitan ahora a 330.000 euros, frente a los 1,82 millones de euros que se anotó a cierre del primer trimestre de 2020.

“El impacto económico que la crisis sanitaria provocada por el Covid-19 puede tener sobre el negocio del grupo se va ajustando trimestre a trimestre en función de la evolución de la misma”, explica la compañía en su cuenta de resultados.

A este efecto contable positivo también contribuyeron las reversiones de provisiones asociadas a las entregas de producto residencial terminado, mientras que la valoración de los activos, significativamente menor ahora que el año pasado por el impacto de la crisis sanitaria, contribuyó de forma negativa al resultado financiero.

A pesar de este último punto, la evolución operativa del grupo fue positiva hasta marzo, con un incremento del 66,6% de los ingresos, que alcanzaron los 41,7 millones de euros, al mismo tiempo que el resultado bruto de explotación (Ebitda) creció un 22%, hasta 15,3 millones de euros.

Las rentas por alquileres de los inmuebles patrimoniales de Realia ascendieron a 16,4 millones, un 2,8% más, debido principalmente a la actividad residencial ‘Build to Rent’. En este periodo, la actividad de promoción multiplicó por cinco sus ingresos, gracias al avance de las entregas en Mallorca, donde vendió 20 unidades, y en Sabadell, donde entregó las primeras 25 viviendas de la promoción.

La deuda del grupo inmobiliario se sitúa ahora en 481 millones de euros, un 4,3% por debajo de la del año pasado, mientras que aumentó su tesorería hasta los 90 millones de euros, importe que destinará al repago de deuda, finalizar las promociones en curso, desarrollar el segmento de alquiler (BTR) y a la adquisición de nuevos proyectos.

Realia contaba a cierre del pasado mes de marzo con un stock de 363 unidades (viviendas, locales y oficinas) terminadas o en curso y pendientes de entrega, de las que 140 se encontraban reservadas o vendidas. Además, cuenta con 41 parcelas unifamiliares destinadas a venta para autopromoción residencial.