RBI, dueño de Burger King y Tim Hortons, gana 400 millones en 2020, un 24,4% menos

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Restaurant Brands International (RBI), la matriz de Burger King, Tim Hortons y Popeyes Louisiana Kitchen, se anotó un beneficio neto atribuido de 486 millones de dólares (400 millones de euros) en el conjunto de 2020, lo que equivale a un descenso del 24,4% en comparación con el año anterior, según ha informado este jueves la empresa.

La facturación de la multinacional entre enero y diciembre fue de 4.968 millones de dólares (4.092,6 millones de euros), un 11,3% menos. Por marcas, la facturación de Tim Hortons descendió un 16%, hasta 2.810 millones de dólares (2.314,8 millones de euros), mientras que la de Burger King se situó en 1.602 millones de dólares (1.319,7 millones de euros), un 9,8% menos. Los ingresos procedentes de Popeyes crecieron un 15,3%, hasta 556 millones de dólares (458 millones de euros).

La facturación total de todas las marcas del grupo, incluyendo las ventas propias y las de los franquiciados, fue de 30.669 millones de dólares (25.264,6 millones de euros) en 2020, un 9,9% menos.

Con respecto al origen de los ingresos, la facturación procedente de los restaurantes propios se redujo un 14,8%, hasta 2.013 millones de dólares (1.658,3 millones de euros), mientras que los procedentes de las comisiones cobradas a los franquiciados cayeron un 8,8%, hasta 2.955 millones de dólares (2.434,4 millones de euros).

Los costes asociados a las ventas fueron de 1.610 millones de dólares (1.326,4 millones de euros) en 2020, un 11,2% menos, al tiempo que los gastos de venta, generales y administrativos fueron de 1.264 millones de dólares (1.041,3 millones de euros), la misma cifra que en 2019. Los costes asociados a las franquicias cayeron un 2,2%, hasta 528 millones de dólares (435 millones de euros).

Con respecto a los datos financieros del cuarto trimestre de 2020, RBI se anotó unos beneficios netos atribuidos de 91 millones de dólares (75 millones de euros), un 45% menos que en el mismo periodo de 2019, después de una caída del 8,2% de la facturación, hasta 1.358 millones de dólares (1.118,8 millones de euros).