¿Qué ventajas presenta el reciclaje en la industria textil?

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Una de las principales metas en la lucha contra la contaminación ambiental es el reciclaje textil. Anteriormente, se pensaba que la contaminación se refería únicamente al CO2 y a la basura convencional, pero, en la actualidad, se ha determinado que casi cualquier desecho es contaminante de alguna forma.

Entre ellos, los textiles ocupan un lugar preponderante. Por ello, a continuación se explica cómo se puede reducir esta situación mediante el reciclaje en la industria textil.

Desechos textiles

En general, la industria textil utiliza materiales contaminantes. Además, su producción consume grandes cantidades de recursos naturales. Un ejemplo es el uso de fibras sintéticas que no son biodegradables o el algodón natural, cuya producción requiere mucha agua y recursos de la tierra. Una alternativa para causar el menor daño posible al planeta es el reciclaje textil.

¿En qué consiste el reciclaje textil y cuáles son sus clases?

Este se refiere a que en la industria textil se reutilicen materiales previamente procesados. Con ello se reduce la necesidad de utilizar materias primas. Para ello es necesario tener maquinaria para el reciclaje textil.

Los principales procesos industriales para el reciclaje de fibras textiles son:

Reciclado tipo mecánico

No lleva proceso químico alguno. Solo se trituran las fibras para su reutilización. Para la elaboración de nuevos tejidos y prendas.

Reciclado tipo químico

Aquí, además del triturado, se tratan los elementos a nivel químico. Con este proceso se elaboran otras fibras porque se transforman en materiales diferentes.

Los materiales textiles que pueden ser reciclados

Para los que ya se tienen máquinas para reciclaje textil son:

Poliéster

Esta fibra se puede hacer con botellas plásticas de desecho. Aun cuando esta tela no es biodegradable, para producirlo se requiere un 70 % menos de energía. Adicionalmente, se emite un 54 % menos de CO2.

Algodón

El reciclaje de algodón es un proceso meramente mecánico, ya que es una fibra muy resistente. Este proceso permite reducir su uso como materia prima.

Con ello se ahorra una gran cantidad de energía y recursos naturales, en lo que se refiere a su producción y procesamiento.

Por otra parte, la planta de algodón consume grandes cantidades de agua. La excepción la constituye el algodón orgánico, cuya producción demanda muchos menos recursos de todo tipo.

Telas de nilón y lana

Otros tipos de reciclaje de fibras textiles son las telas de nilón y lana. Su proceso y ventajas son iguales a las del poliéster y el algodón, respectivamente.

Empresas que elaboran ropa con tejidos reciclados

Como se demuestra, el reciclaje textil en el ámbito de la industria produce grandes beneficios medioambientales, pero muy pocas empresas han asumido este reto.

WORKO es una empresa fabricante de ropa laboral y uniformes de trabajo en España comprometida con el medioambiente, ya que algunas de sus prendas se elaboran con tejidos reciclados, como por ejemplo el polo 100% reciclado WR330.

Fruto de años de investigación, WORKO ha desarrollado un modelo de polo piqué respetuoso con el medioambiente y realizado con materiales 100% reciclados.

Todo el proceso está garantizado bajo la prestigiosa certificación GRS.

El algodón proviene de restos de tejidos de algodón desechados que, mediante un proceso de reciclado minucioso y la separación color por color, que evita volver a tintar y la contaminación que este proceso supone al medioambiente, se obtienen tejidos 100% reutilizables.

El poliéster proviene de botellas de plástico de donde, mediante un proceso industrial, se obtiene el PET necesario. Con el hilo de algodón reciclado y el hilo de poliéster reciclado, sin necesidad de teñir, se teje un tejido de mezcla 100% reciclado y respetuoso con el planeta.

Polo ecológico 100% reciclado

En la industria, producir una camiseta de algodón de 210 gramos necesita hasta 2.700 litros de agua debido a que el algodón necesita un consumo importante en su crecimiento. Con este tejido, 100% ecológico, WORKO contribuye a un ahorro de agua de casi el 100% respecto a una camiseta de algodón tradicional.

El polo piqué bicolor WR330 forma parte de la gama de ropa laboral industrial. El tejido presenta un buen comportamiento, tacto y acabados agradables. Destaca por su diseño, cuello tipo camisero con cierre mediante botones de pasta ocultos, bolsillo en el pecho y presillas y remallado exterior en contraste. Sus 210 gramos de tejido se componen de un 60% de algodón y 40% de poliéster. Está disponible en color gris/negro y marino/negro.

Para más información, es posible contactar con la empresa de ropa laboral WORKO.