Qué es el ROAS en marketing digital y en qué se diferencia del ROI

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Últimamente, muchas compañías han comenzado a prestar especial atención a indicadores como el ROAS para medir el éxito de cualquier campaña o estrategia publicitaria relacionada con el marketing digital. Esta herramienta aporta una perspectiva muy relevante sobre la utilidad de la inversión realizada, permitiendo determinar si resulta rentable o no.

Apoyarse en profesionales especializados en el área capaces de optimizar resultados y aprovechar todos los beneficios que conlleva el ROAS es una excelente opción para potenciar el éxito en el mercado de cualquier marca. En este sentido, Vicent Ferrer, consultor especializado en e-commerce y marketing digital, es el aliado ideal para maximizar la rentabilidad de las inversiones y mejorar el desempeño de la empresa.

¿Cuáles son las principales diferencias entre el ROAS y el ROI?

En pocas palabras, el ROAS se traduce como el retorno de los gastos publicitarios que obtiene una empresa frente a determinado proyecto de marketing. Para calcularlo, es necesario tener en cuenta la cantidad de dinero de la inversión realizada frente a la que ha recaudado la campaña por sí misma desde su lanzamiento.

Por el contrario, el ROI, también conocido popularmente como retorno de inversión, es un indicador que se utiliza para calcular la rentabilidad sobre la inversión, con el objetivo de determinar si fue rentable y cuánto. Con este fin, se tienen en cuenta todos los gastos administrativos de la marca y se restan para obtener los beneficios brutos de la inversión.

Es decir, que mientras el ROAS evalúa la rentabilidad de una estrategia de marketing en particular, el ROI sirve para tener una mejor percepción del panorama completo de la empresa. Esto no significa que una métrica sea más importante que la otra. Por el contrario, ambas se complementan entre sí para evaluar qué está funcionando y qué no en la estructura de negocio de la marca.

Optimizar el marketing digital gracias al retorno de la inversión publicitaria

Uno de los principales beneficios de utilizar el ROAS como herramienta para medir la rentabilidad de las campañas de mercadeo es la gran cantidad de insights que se puede obtener a través del mismo. Después de todo, tras observar el comportamiento de los consumidores frente a determinadas campañas de marketing será posible tomar nuevas decisiones con respecto a las próximas decisiones publicitarias de la marca.

En definitiva, el uso herramientas para calcular el retorno de la inversión publicitaria cambia radicalmente la manera en la que se planifican y ejecutan las campañas de marketing, actualmente. Al entender qué agrada más a los consumidores y cómo se comportan en el espectro digital, se ayuda a las empresas a posicionarse efectivamente en el mercado.