¿Qué es el efecto Dunning-Kruger en la transformación de las empresas?

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Uno de los inconvenientes que puede generar pérdidas económicas importantes para una empresa es el contratar a personas equivocadas. En general, las personas que obtienen los puestos de trabajo son las que creen en sí mismas e inspiran confianza.

Sin embargo, los reclutadores deben tener en cuenta la existencia del efecto Dunning-Kruger, un sesgo cognitivo en virtud del cual los individuos menos competentes muestran mayor seguridad. Para ayudar a las compañías en su camino hacia la superación de este tipo de retos, surgen organizaciones como Manager in Motion, que ayuda a impulsar y concretar cambios en puntos estratégicos, en favor del cumplimiento del objetivo de la empresa y de que sea un negocio rentable.

Efecto Dunning-Kruger y sus implicaciones en el ámbito empresarial

El efecto Dunning-Kruger establece que algunas personas con menor habilidad y conocimientos tienen tendencia a sobreestimar sus capacidades. Mientras que, por el contrario, las personas más cualificadas subestiman sus habilidades con respecto a las de los demás. De acuerdo con los descubridores de este sesgo cognitivo, la razón por la cual se genera está relacionada con la carencia de habilidades para percibir objetivamente las competencias personales.

Si una persona no cuenta con un determinado conocimiento, no le es posible ser consciente de su incompetencia personal en este aspecto. Por otro lado, las personas altamente competentes dudan de sus habilidades porque tienden a pensar que todavía hay mucho más recorrido para mejorar.

En las empresas, pueden darse casos en que los aspirantes a un reto muestren mucha confianza, pero realmente estén poco cualificados. Detectar a tiempo este tipo de cuestiones ayuda a evitar proyectos fallidos y poner los medios para asegurar que se cuenta con las habilidades para concretizar los resultados fijados.

Figura del Interim Manager en la transformación de las empresas

Delegar cambios, innovaciones o transformaciones a personas con seguridad en sí mismas, pero con poco conocimiento, conduce al fracaso del proyecto. Por tanto, el motor de cambio de una organización debe estar basado en el conocimiento y la experiencia.

Hoy en día, la figura del Interim Manager ha tomado mucho protagonismo. Este, desde una perspectiva externa y basándose en su experiencia, puede ofrecer una visión más clara de las necesidades de las empresas. Su modelo de gestión está basado en que los integrantes de la organización direccionen sus acciones hacia los objetivos claves. De este modo, todos logran ser protagonistas de la innovación y transformación.

Para trabajar en la transformación de empresas, es necesario contar con personas experimentadas y con conocimiento. De la mano de Manager in Motion, se logra concretar cambios en áreas estratégicas para dar un impulso para alcanzar los objetivos claves de una empresa.