¿Por qué resulta tan complicado modificar hábitos?, por Fabio Gallego

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Los hábitos son una de las fuerzas más determinantes en el comportamiento humano. Para cualquier persona, cambiar de hábitos puede ser un verdadero desafío, especialmente cuando se trata de los perjudiciales, aquellos más arraigados en la persona. Muchas veces, para dejar estos hábitos perjudiciales es necesario buscar ayuda profesional, con la cual trabajar en el origen y la transformación de estos hábitos.

Fabio Gallego es un asesor personal y coach estratégico que se caracteriza por el trabajo sobre el potencial interno de la persona. Sus métodos ayudan a las personas a superar sus miedos, inseguridades y limitaciones, para poder alcanzar un pleno dominio de sí mismos y, de este modo, transformar los hábitos autodestructivos arraigados en el individuo. Y en este mismo sentido, crear nuevos hábitos que se adecúen con el estilo de vida que las personas desean llevar.

¿Por qué es tan difícil cambiar los malos hábitos?

Desde hábitos alimenticios perjudiciales a largo plazo hasta vicios directamente nocivos para la salud, todas estas conductas tienen una fuerza imponente sobre la conducta de las personas. A veces, los malos hábitos están tan incorporados que resultan imperceptibles, y cuanto más se arraigan en el individuo, más trabajo cuesta dejarlos o modificarlos a largo plazo.

En ocasiones, algunas personas logran modificar sus hábitos durante cierto periodo de tiempo, solamente para luego volver a los antiguos patrones de conducta. Esto se debe, en gran medida, a la incapacidad de las personas para reconocer sus propios hábitos dañinos, o en otros casos, incluso cuando se los reconoce, a la inseguridad y las vulnerabilidades emocionales que limitan la capacidad del individuo para modificar estas conductas.

Los métodos de Fabio Gallego ayudan a las personas a reconocer entre un intento superficial y un patrón de cambio real con respecto a estos hábitos. Para ello, utiliza las más efectivas estrategias mentales, las cuales ayudan al individuo a tomar consciencia de los hábitos perjudiciales y cambiarlos por patrones de conducta beneficiosos, alimentados por una genuina y consciente intención de cambio. Estas estrategias tienen como objetivo que el hábito se erradique desde el subconsciente y se sustituya por otro que genere una rutina placentera para la persona.

Métodos que potencian el pleno desarrollo individual

Gallego es un profesional de amplia trayectoria en el ámbito del coaching y la asesoría personal, con un amplio número de publicaciones en esta rama. Sus métodos se basan en el desarrollo de cinco habilidades mentales esenciales para la plena realización de cualquier individuo, que son la creatividad, el pensamiento estratégico, la capacidad comunicativa, el dominio de uno mismo y la capacidad de liderazgo con sabiduría.

Todas estas habilidades permiten a las personas tomar consciencia de las limitaciones que generan sus propios pensamientos y transformar su mente hacia una personalidad plenamente al tanto de sus capacidades. Gracias a este proceso de transformación, muchas personas han sido capaces de abandonar todos esos hábitos perjudiciales y contraproducentes arraigados en su conducta, o en su defecto, reemplazarlos por hábitos nuevos y beneficiosos para su vida. 

Hay que considerar que cambiar un hábito significa un cambio de rituales, atender que la señal que desencadena toda una rutina, ya sea postergar tareas, relajarse con respecto a una actividad como hacer deporte, hacer llamadas, escribir en el blog, dejar de comer un determinado tipo de alimentos, etc., debe incluir un nuevo ritual con una alta creatividad y una buena dosis de humor. Y estar dispuesto a “hoy empiezo de nuevo”. De esa forma se diseña una vida plena y que llene a la persona.