¿Por qué realizarse la mamografía 3D con tomosíntesis en la clínica Magnetosur?

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La detección del cáncer de mama puede llevarse a cabo gracias a una mamografía digital. Si bien es cierto que el examen no es una prueba determinante, esta sí funciona para detectar anormalidades con la anticipación suficiente como para iniciar un tratamiento exitoso.

Con el fin de reducir los tiempos de espera, la clínica de diagnóstico por la imagen Magnetosur ofrece los mejores resultados informados por el médico especialista de la mama, de forma inmediata. La mamografía 3D con tomosíntesis es un procedimiento rápido, indoloro y eficaz que anticipa la existencia de irregularidades en el seno.

¿En qué consiste una mamografía digital 3D con tomosíntesis y por qué Magnetosur ofrece un mejor procedimiento? 

Se trata de una prueba de diagnóstico para detectar la existencia de cáncer de mama. El procedimiento lleva apenas 10 minutos y es una de las formas más eficaces para anticipar la enfermedad de forma temprana, incluso hasta 3 años antes de que aparezcan señales claras.

Para realizar la mamografía, la mujer debe colocar el seno sobre una placa de plástico, de esa forma el técnico especialista lo presiona con otra placa para inmovilizarlo completamente y obtener datos precisos. Las tomas se realizan desde dos ángulos: arriba hacia abajo y de lado a lado.

La mamografía digital que se efectúa en Magnetosur es más precisa que una mamografía tradicional. Con un mamógrafo digital 3D de última generación, se lleva a cabo un barrido integral de la mama que detecta tumores de menos de 3 mm. La tomosíntesis entrega imágenes en 3D, con dosis bajas de radiación, sin presencia de dolor excesivo y apenas con una ligera molestia en algunos casos.

¿Cuáles son los tipos de mamografía digital con tomosíntesis disponibles en Magnetosur?

Existen dos tipos de mamografía digital, cada una con una finalidad específica. La mamografía de cribado precoz sirve para la detección precoz del cáncer de mama, por lo que reduce en un 30 % las probabilidades de riesgo grave por la enfermedad. La prueba entrega datos importantes sobre cambios en el pecho con 2 a 3 años de anticipación.

Por su parte, la mamografía de diagnóstico es un estudio que se recomienda cuando el primer examen arroje resultados anormales. Este procedimiento requiere más tiempo, ya que es necesario sacar más proyecciones en la zona sospechosa. Sin embargo, el equipo utilizado es el mismo, muchas veces para complementar el estudio de la zona sospechosa se pueden realizar otro tipo de pruebas, como ecografías, resonancias, etc.

De acuerdo con los especialistas de la Sociedad Americana de Cáncer, la exploración debe realizarse de forma anual desde los 40 años y sobre todo cuando existan casos de riesgo. Para las mujeres con antecedentes familiares o con previa exposición a radiación en el pecho, es necesario empezar las revisiones a partir de los 30 años.

Para el diagnóstico del cáncer de mama, las mamografías digitales de la clínica Magnetosur entregan resultados en el acto, con máquinas avanzadas y algunos de los precios más competitivos del mercado. Ubicada en la zona sur de Madrid, las pacientes pueden solicitar una cita vía telefónica, por WhatsApp, correo electrónico o a través de la página web. De esa forma, se aseguran de obtener un diagnóstico sin inscribirse en largas listas de espera.