¿Por qué la poda ayuda a mantener la salud y la calidad de los árboles? Por PODAS MANAGE

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
/COMUNICAE/

¿Cómo diferenciar los árboles y los arbustos antes de la poda? La poda de árboles es el corte metódico de los árboles y las plantas, es importante hacer una reflexión sobre los riesgos, los métodos y las consecuencias que esta intervención implica en:

  • El aspecto del árbol
  • El estado fitosanitario
  • El crecimiento
  • Y la integración con el jardín

Según los profesionales, la poda de árboles puede realizarse para asegurar el desarrollo armonioso de un árbol (caso más común) o para despejar el tronco antes de la tala. Sin embargo, la poda está destinada principalmente a la conservación de los árboles, con el fin de:

  • Mantener la forma natural de los árboles
  • Mantener las plantas en buen estado de salud
  • Preservar la calidad de la madera
  • Contener plantas de crecimiento rápido

¿Cómo diferenciar los árboles y arbustos antes de podar?
El principio y las técnicas de poda de árboles difieren según se trate de un arbusto o de un árbol.

Esto es lo primero que hay que determinar antes de la poda:

¿Cómo identificar un árbol antes de podarlo?
Los árboles son plantas leñosas (producen lignina, el componente que da fuerza a la madera) y tienen ciertas características propias:

  • Se alimentan preferentemente de los brotes cercanos a la copa, lo que tiene el efecto de liberar el tronco y aumentar la copa del árbol. Esto se llama acrotonía.
  • De igual forma, a nivel de cada una de las ramas, las ramificaciones son más larga en el extremo que en la base. Las ramas bajas, mal iluminadas y menos nutridas eventualmente se secarán y podarán de forma natural.
  • Un árbol joven y en crecimiento tiende a favorecer las yemas de la parte inferior de las ramas (hipotonía), mientras que en un árbol envejecido se produce el fenómeno contrario (epitonía).

¿Cómo identificar un arbusto antes de podarlo?
Los arbustos también son plantas leñosas, pero, a diferencia de los árboles, favorecen el crecimiento de las yemas en la base, lo que da lugar a un hábito arbustivo. Esto se llama basitonía. Por lo tanto:

  • El mantenimiento del jardín así como los arbustos consiste en cortar las ramas viejas para favorecer un nuevo crecimiento desde la base de los troncos o desde el tocón.
  • El arbusto favorece los brotes en la parte superior de las ramas (epitonía).

Según PODAS MANAGE expertos en poda de árboles, recuerdan que algunos árboles forman varios troncos de forma natural, como el cedro rojo, o tras un percance.

¿Es necesario podar respetando las características de cada árbol?

La poda de forma se utiliza para buscar la mejor estética en la silueta del árbol según los criterios de cada especie. Por ejemplo, un árbol columnar como el álamo italiano no puede ser podado de la misma manera que un árbol parasol como el árbol de la seda.

La forma general de un árbol se define de acuerdo con unas técnicas específicas:

  • Forma general del árbol: Forma de la copa (o de la corona) que supera el tronco (en forma de bola, redondeada, extendida, de columna ancha, fastigiada, cónica, llorona, etc.)
  • Tronco: Formado por el tronco del que parten las ramas
  • Ramas: Sostienen el follaje desde la base de la copa hasta la cima del árbol.

¿Son importante los servicios de poda para mantener la salud de los árboles?
La poda también se lleva a cabo para mantener la salud del árbol y consiste en:

  • Cortar la madera seca o enferma
  • Cortar las ramas arrancadas por el viento, por caída, etc., debe tener un corte limpio que pueda cicatrizar correctamente.
  • Aligerar las ramas, que a veces son demasiado grandes para ser sostenidas por las ramas podridas, enfermas, huecas, etc.

Podar para preservar la calidad de la madera
Este tipo de poda se utiliza principalmente en la silvicultura (disciplina que se encarga de la gestión de árboles forestales). Para poder ser explotados, los troncos de los árboles forestales deben:

  • Tener un diámetro de entre 50 y 60 cm según la especie (el diámetro del tronco se mide a 1,30 m del suelo)
  • Ser lo suficientemente largo para ser utilizados los troncos.

Poda para contener árboles de crecimiento rápido
La poda puede utilizarse para restringir el crecimiento de los árboles, con los siguientes objetivos:

  • Estética: Para armonizar la corona o dar una forma
  • Práctica: Para evitar el sombreado excesivo o para preservar la vista
  • Obligatorio: Según las obligaciones legales y las normas de poda de árboles.

En este caso, las ramas y la copa se reducen mediante técnicas de poda de árboles ornamentales: poda suave o poda arquitectónica.

¿Cómo podar un árbol?
Antes de realizar cualquier trabajo cerca de un árbol, es importante cortar limpiamente las ramas que puedan impedir o dificultar el movimiento y, sobre todo, proteger el tronco.

La excavación de zanjas cerca de la copa del árbol, y con mayor motivo cerca del tronco, provoca inevitablemente estrés en el árbol, que perderá una parte de las raíces. Es importan recordar que:

  • Cortar las raíces grandes limpiamente con tijeras de podar
  • Al rellenar la zanja y en la copa del árbol, añadir buena tierra enriquecida con abono básico (especialmente fósforo) para estimular la producción de raíces jóvenes y absorbentes
  • Regarlo abundantemente durante el año siguiente
  • Esperar a que el árbol muestre sequedad en las ramas antes de podarlas. De hecho, las raíces dañadas alimentan ciertas ramas y es el árbol el que “decide” qué ramas disciplinar. No tiene sentido infligir más daños a un árbol que ya está estresado por el trabajo.

¿Cuándo es necesario podar árboles?

¿Es posible podar un árbol para prepararlo para la tala?
En casos excepcionales, puede ser necesario podar antes de talar un árbol. En el caso de los árboles grandes, esto se denomina desmantelamiento. El desmantelamiento va acompañado de varias intervenciones:

  • Tala
  • Desramado en el suelo
  • Eliminación de tocones o desarraigo

La poda de árboles es una intervención delicada, pero necesaria por razones de seguridad. En algunos casos, incluso es obligatorio.

Hay que tener en cuenta que el arte de la poda es una ciencia compleja que requiere un equipo específico y el dominio de habilidades y técnicas particulares.

Fuente Comunicae