¿Por qué es importante la fisioterapia y la osteopatía en el tratamiento de cicatrices y liberación de adherencias?

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Gran parte de las personas tienen cicatrices generadas por cortes, quemaduras, cirugías o partos por cesárea, entre muchas otras causas. Sin embargo, el 90% de toda esta gente ignora estas heridas y el no tratarlas puede provocar serias consecuencias en el cuerpo humano.

Una cicatriz es la marca que queda en la piel tras el proceso de reparación del tejido y que, en ocasiones, genera adherencias que pueden afectar no solo el área superficial, sino también tejidos internos. La fisioterapia y la osteopatía brindan tratamientos para el cuidado de cicatrices y la liberación de adherencias. Los especialistas del centro Vibra Bienestar evitan la formación de estas lesiones, y en caso de tenerlas, realizan terapias que contribuyen a la mejora progresiva de las mismas.

Beneficios de la fisioterapia

El tratamiento de fisioterapia ayuda al proceso de cicatrización de los tejidos de forma correcta, al igual que a minimizar los riesgos de alteraciones producidas por complicaciones en su procedimiento. Con esta técnica, la cicatrización se aborda de una forma diferente, ya que su aplicación puede contribuir a la correcta regeneración y reorganización tisular y a disminuir los efectos de una cicatrización patológica por exceso o retracción.

Para lograr tales resultados, pueden aplicarse varias estrategias, dependiendo de la zona donde se encuentre la cicatriz: movilizaciones, estiramientos, ejercicios funcionales, valoración del tejido cicatricial, técnicas de liberación fascial, etc. Sin embargo, la más común es la aplicación de presión sobre la cicatriz, ya que se ha demostrado que estas heridas tienden a disminuir su grosor al utilizar elementos que las compriman. Después de la aplicación de este tratamiento, los pacientes evidencian una reducción del prurito, una mejora del estado de la piel, flexibilidad y vascularización, sin mencionar que estos cambios influyen considerablemente en el estado de ánimo del paciente.

Tratamiento de cicatrices y adherencias con la osteopatía

Con procesos muy similares a la fisioterapia, la osteopatía utiliza técnicas manuales para detectar y tratar problemas relacionados con los músculos, articulaciones y tejidos conjuntivos. Igualmente, es capaz de mejorar una cicatriz y sus adherencias con procedimientos manuales que permitan ubicar los planos de hipomovilidad, para así trabajar con énfasis sobre ellos y devolverles su elasticidad. De esta forma, se logra la liberación de todas las tensiones internas que, en caso de no tratarlas, pueden ocasionar afectaciones en el desempeño normal del cuerpo y sus órganos.

Tanto la osteopatía como la fisioterapia deben ser atendidas por especialistas, para valorar cada caso y escoger el tratamiento que más se adecue a las condiciones del paciente. Una cicatriz puede empezar a tratarse 20 días después de la cirugía.

En Madrid, Vibra Bienestar cuenta con un equipo de profesionales con experiencia en estos casos y, en su página web, disponen de asesorías y reservas online para el uso de sus servicios.