Peraltalaw ofrece las claves de la violación de los derechos humanos en Ucrania

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El conflicto internacional entre Rusia y Ucrania ha sacudido al mundo durante las últimas semanas.

Hacia finales de febrero, el Gobierno Ruso decidió unilateralmente reconocer a las regiones del Dombás ucraniano como repúblicas independientes, para poco después emprender una operación militar en territorio ucraniano, un acto rápidamente reconocido por gran parte de las naciones del mundo como una flagrante violación a la soberanía de Ucrania.

La incursión militar de las fuerzas rusas ha dado lugar a varios episodios en los que se ha vuelto evidente la perpetración de varias violaciones al derecho internacional. Esta realidad ha puesto en marcha varias acciones judiciales en diferentes tribunales internacionales, motivadas por las diversas violaciones a los derechos humanos presuntamente cometidas por las fuerzas rusas.

La invasión rusa y las acciones judiciales internacionales derivadas de esta

Tras la invasión militar en Ucrania, varios expertos jurídicos, como los miembros de la firma legal Peraltalaw, aseguran que las acciones de Rusia atentan contra la Carta de las Naciones Unidas, la cual en su artículo 2(4) prohíbe el empleo de la fuerza militar para la resolución de controversias entre distintos países. Es por ello que diversos organismos internacionales han entablado diversas acciones judiciales para frenar las acciones rusas.

La Corte Internacional de Justicia (CIJ), el más alto organismo judicial de las Naciones Unidas (ONU), ha emitido una medida provisional en la que ordena a Rusia de suspender todas sus operaciones militares en territorio ucraniano. Otro de estos organismos es el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que anunció una investigación hacia las fuerzas rusas por sus presuntas violaciones a los derechos humanos. A su vez, el Tribunal Europeo de los Derechos Humanos (TEDH) ha emitido una medida provisional en la que exige a Rusia las garantías para proteger a los civiles y facilitar su salida del país, así como garantizar corredores para el ingreso de ayuda humanitaria.

La respuesta del Gobierno Ruso

Si bien son varias las acciones judiciales internacionales en contra de Rusia, la postura de su Gobierno no reconoce la legitimidad de todos estos organismos para sentenciar al país. Mientras la CIJ desestima los argumentos de Rusia para justificar su invasión por evidencia insuficiente, la Federación Rusa deslegitima la jurisdicción de este organismo sobre sus acciones. Así mismo, considera que no tiene obligación de acogerse a las exigencias del TEDH, ya que Rusia fue expulsada Consejo Europeo el pasado 16 de marzo.

Todas estas circunstancias avivan el debate sobre la judicialización de las violaciones a los derechos humanos que estarían perpetrando las fuerzas rusas. Diversas posturas jurídicas discuten sobre quién o quiénes serían los responsables de estas acciones que deberían ser judicializados, así como los mecanismos legales para llegar a ello. Mientras, las autoridades rusas defienden tanto sus posturas como su operación militar, la cual sigue en marcha sobre el territorio soberano de Ucrania mientras el mundo debate la situación legal de la Federación Rusa.