Pedro Sánchez insiste en que España alcanzará los cinco millones de vehículos eléctricos para 2030

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha insistido en que el objetivo para 2030 es alcanzar los cinco millones de vehículos eléctricos en España.

Así lo ha señalado en su discurso de cierre de la primera edición del Global Mobility Call, organizada por Ifema Madrid, donde ha recalcado que a raíz de la ampliación de la dotación del Moves III en 225 millones de euros, el año que viene se alcanzarán 250.000 vehículos eléctricos y 100.000 puntos de recarga.

En total, el Gobierno ha comprometido una dotación de hasta 2.000 millones de euros a las distintas líneas del programa Moves, calificada por Sánchez como «histórica». Líneas que se centran en la instalación de puntos de recarga, también la ejecución de proyectos singulares del almacenamiento eléctrico y en la adquisición de vehículos eléctricos por parte de las ciudades, de los ciudadanos, de las administraciones públicas y también de flotas de las empresas.

Por otro lado, ha destacado que las plantas de baterías españolas, que se instalarán en Sagunto (Valencia) y Navalmoral de la Mata (Extremadura) estarán activas en 2026, emplearán de forma directa a 6.000 personas y a 20.000 personas de forma indirecta.

De la misma forma, ha recordado que este miércoles tuvo lugar, en el marco de la Feria Genera 2022, el acto de constitución del grupo de trabajo ‘Infraestructuras de Recarga del Vehículo Eléctrico’ con el objetivo de desarrollar la infraestructura de recarga en España.

En cuanto al Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica del Vehículo Eléctrico y Conectado (Perte VEC), Sánchez ha resaltado que se han recibido solicitudes de 13 proyectos tractores que movilizarán casi 12.000 millones de euros, entre ayudas públicas y financiación privada.

Los proyectos, que están conformados por 487 proyectos primarios y que involucran a 327 empresas, de las cuales casi un 56% son pymes, tienen un valor de 5.927 millones de euros de inversión subvencionable.

«El sector de la automoción fue el primero para el que se lanzó un plan específico de apoyo, en junio de 2020, con el objetivo de mitigar el impacto que tuvo la pandemia sobre este importante sector industrial de nuestra economía», ha subrayado Sánchez.

El presidente del Ejecutivo ha apuntado que la Ley de Movilidad Sostenible, que se encuentra en tramitación, se basa en tres pilares: la movilidad como un derecho, la sostenibilidad medioambiental y el cambio tecnológico y digitalización, en base a inversiones público privadas y una regulación adecuada.

Así, en caso de aprobarse, contaría con 13.000 millones de euros destinados a este tipo de movilidad de los fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR). Del total, 3.000 millones para infraestructuras ferroviarias en los corredores Atlántico y Mediterráneo y otros 1.600 millones para Cercanías.

De la misma forma, el presidente ha confirmado que se han recibido proyectos de 170 ayuntamientos y dos entes supranacionales para la creación de las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE), que deberán ponerse en marcha en las ciudades de más de 50.000 habitantes antes del 1 de enero de 2023.

«Esto beneficiará directamente a nada más y nada menos que 24,5 millones de ciudadanos en nuestro país», ha subrayado.

En este sentido, Sánchez en su intervención ha destacado que las ciudades deben ser inteligentes, sostenibles, conectadas para que el transporte de mercancías aproveche la «oportunidad de la intermodalidad», con el objetivo de reducir la huella de carbono.

«España tiene todos las condiciones para convertirse en un ‘hub’ de referencia europeo y global de la movilidad sostenible», ha concluido.

ESPAÑA, EL GRAN ‘HUB’ DE LA MOVILIDAD

Por su parte, el presidente de Ifema Madrid y presidente director general de Renault España, José Vicente de los Mozos, en línea con las palabras del presidente del Gobierno, ha subrayado que el Global Mobility Call es el primer paso para convertir a España, y concretamente a Madrid, en el gran ‘hub’ de la movilidad sostenible.

Además, ha agradecido al Gobierno su colaboración en esta primera edición y ha incidido en que todavía hay «mucho camino por recorrer». «De igual modo, somos conscientes que el arranque de esta edición nos da el aliento necesario para revalidar este compromiso», ha señalado.

De los Mozos ha destacado que este congreso, con 100 mesas multisectoriales y más de 300 ponentes, es una «llamada a la sensibilización» y un «altavoz» para los que quieran mostrar que «otra forma de hacer las cosas es posible».

Esta edición ha cerrado con 4.500 visitantes de forma presencial y 13.000 de forma telemática de más de 40 países, al tiempo que ha conseguido un «gran impacto» en los medios de comunicación con 7.000 informaciones, de las que 1.300 ha salido en medios internacionales.

Finalmente, el presidente de Ifema ha informado de que la próxima edición del Global Mobility Call estará abierta a todos lo ciudadanos para convertirse en un espacio de «difusión y concienciación» de la movilidad sostenible.