Para disfrutar en copa esta primavera, llegan los nuevos vinos Brisas Marinas

Por Wenceslao Pérez Gómez

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El nuevo lanzamiento de la bodega Montesquius,  presenta unos deliciosos vinos blancos, que suponen un paseo por la Península Ibérica  y, que permiten disfrutar en una copa de esta primavera, con distintas variedades de uva, los terroirs en los que crecen y la influencia del mar.

A las ya conocidas Brisas Marinas mediterráneas del blanco, elaborado con chardonnay  y moscatel de grano menudo, y el rosado de garnacha tinta de Montesquius, se unen ahora nuevas Variedades y Brisas procedentes del Mediterráneo interior, del Atlántico y, también, Continentales. Ya apetecen los paseos y las comidas más ligeras acompañadas de unos vinos fresquitos, a la llegada del buen tiempo.  Por ello, Montesquius hace una propuesta diferente  muy apetecible, igualmente para épocas de #quesalgoya, incorporando los terroirs de Rías Baixas, Bierzo, Rueda y Terra Alta, que se unen al ya reconocido Penedés de Montesquius, con unos nuevos vinos aptos para todos los paladares y perfectos para degustar cualquier momento. En época de blancos, proponemos tres Brisas Marinas para degustar: albariño, godello y garnacha blanca, de Rías Baixas, Bierzo y Terra Alta respectivamente. Y aquí están:

BRISA MARINA ALBARIÑO 100%

A la Denominación de Origen Rías Baixas, llegan los aires del Atlántico, cuya influencia está siempre muy presente en los blancos de albariño, con esa salinidad y frescura típica de la variedad. Representando e identificando las características de estas tierras, concentramos en la subzona de O Rosal, y en uvas de parcelas ubicadas en los concellos de As Neves, donde es esencial el cuidado del viticultor para lograr una materia prima de alta calidad.

Este es un vino blanco de precioso color amarillo  pajizo, con destellos verdosos, limpio y  brillante.  De intensidad alta en nariz, frutal (naranja), floral y fresco, recordando a la fruta de hueso (melocotóny albaricoque). En boca es estructurado, limpio, sedoso y glicérico, con una acidez muy bien integrada que le confiere gran armonía.

BRISA MARINA GODELLO 100%

La influencia atlántica se “cuela” un poco más al interior, llegando a la DO Bierzo. Viñas viejas en las montañas bercianas, cuya ubicación y altitud le otorgan una personalidad propia, en el paraje de Valtuille de Abajo. Una ladera con suelo arcilloso-arenoso, que sitúa un viñedo muy singular de la variedad godello. Fermentación espontánea con levaduras silvestres. Este vino se embotella sin clarificar, ni estabilizar, ni filtrar, para que demuestre todo su carácter y raza, alejándose de otros godellos de línea mucho más comercial.

De color amarillo pajizo con aromas a flores amarillas, frutas de pepita golosas, fondo cítrico y con matices minerales salinos, característicos de este terruño berciano. Un vino con volumen, expresivo, concentrado y sabroso. Con acidez refrescante y glicérico, que muestra el carácter más continental de esta variedad. Un vino especial que cualquiera puede disfrutar por su agradable final y armonía.

BRISA MARINA GARNACHA BLANCA 100%

La DO Terra Alta, es una zona vitivinícola del mediterráneo interior, donde se cultiva otra de las “grandes blancas de España”: la muy interesante garnacha blanca, con la que se elabora este Brisa Marina Terra Alta, de vendimia manual con cuidada selección en el campo y prensado directo con uvas enteras, fermentación en inoxidable y ligera clarificación.

Es un vino de gran intensidad aromática, que ofrece en la copa, notas que pueden recordar a peras, manzanas y algunos toques de fruta de hueso, junto a cítricos, lo cual le aporta una gran frescura.  También es fresca y muy agradable la entrada en boca, con una acidez refrescante que alarga su paso y lo hace más profundo.  El toque amargo típico de la garnacha blanca, le aporta complejidad, juventud y seriedad, en un vino acariciado por la brisa del Mediterráneo.

 

BRISA MARINA VERDEJO 100%

Se completa la gama de estos blancos, con el continental el verdejo de vendimia nocturna y mecánica. Un vino afrutado y floral, delicioso a cualquier hora. De un color amarillo pajizo intenso con tonos verdosos. En nariz, es limpio y potente, con aromas a fruta verde, cítricos, manzana y piña combinado con flores blancas. En boca es equilibrado y posee un gusto final fresco.

Pues, ahora, a disfrutar de esta primavera, con estos vinos blancos de calidad, que se harán inolvidables.