Otorgada la distinción a la calidad de la Generalitat de Catalunya para la cooperativa Agrícola de Llorenç

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Uno de los mejores regalos en estas fiestas, después de un nuevo esfuerzo para hacer llegar los cavas y vinos a todas las mesas durante la Navidad, ha sido la distinción de la cooperativa Agrícola Llorenç del Penedès con la Placa President Macià al reconocimiento por la labor y el trabajo de calidad de la compañía catalana.

Un premio que reconoce el esfuerzo de la empresa

La cooperativa ha sido galardonada con la Placa President Macià en la categoría de fomento de la creación de empresas y ocupación de calidad. Se trata de un premio otorgado por la Generalitat de Catalunya que reconoce el esfuerzo y el trabajo de la empresa por impulsar la actividad económica catalana con sus servicios.

Con más de 100 años de historia, la compañía ha aprovechado la ocasión para renovar su imagen corporativa y crear una nueva web con tienda online. Esta actualización ha contado también con la creación de un nuevo logo por parte de la diseñadora Alba Vicente, que le ha aportado un toque más moderno y estilizado donde predomina el color burdeos.

Agrícola Llorenç del Penedès cierra el año 2021 de manera exitosa, expandiendo sus servicios y dando a conocer su cooperativa, historia y la calidad de todos sus productos, entre los cuales destacan el vino, el cava o el aceite.

Una marca reconocida

Por su gran trayectoria y la calidad mostrada en sus productos, Agrícola Llorenç del Penedès ha sido reconocida nacionalmente por el sector, teniendo la oportunidad de ser galardonada con premios importantes. No solo la ya mencionada Placa President Macià, sino también a nivel internacional ha conseguido una medalla de oro y una de plata en la 12.ª edición del International Wine Awards 2021.

La textura y combinación peculiar de los sabores de sus bebidas les ha permitido posicionarse como una de las bebidas referentes en el mundo empresarial, ya que se han convertido en un gran acompañante para cócteles, reuniones y eventos.

Su ejemplar del centenario de 1920 se realza por la delicadeza de su sabor y la explosión que causa en el paladar, llegándose a convertir en uno de sus vinos más emblemáticos. Esta compañía se preocupa por ofrecerle a sus clientes productos propios de su zona agrícola, dándole ese toque de exclusividad que les ha caracterizado en el sector.

Estas razones les aportan un valor añadido a los productos de la compañía, ya que son una muestra de la exclusividad.