Optar por el injerto capilar sin rapar de Neocapilar

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Los injertos capilares son tratamientos muy efectivos para tratar la pérdida del cabello a causa de la alopecia. Actualmente, existen varias técnicas de injertos capilares y la gran mayoría requieren que el paciente se rape, con el fin de poder aplicar las nuevas unidades foliculares. Esto puede ser una preocupación para los pacientes, sobre todo, para las mujeres.

Por esta razón, Neocapilar cuenta con un equipo de profesionales con más de 10 años de experiencia que se ocupa de realizar el tratamiento de injerto capilar sin rapar de forma eficiente.

Neocapilar realiza injertos capilares sin rapar

Cuando alguien se somete a un tratamiento de injerto capilar, muchas personas llegan a plantarse si existe la posibilidad de que este se haga sin tener que raparse. Esta duda se presenta constantemente porque verse sin pelo puede suponer un hecho traumático para las personas, sobre todo, si lo llevan largo.

El injerto capilar sin rapar permite que el injerto se haga entre las diferentes partes del cabello existente y que los pacientes no tengan que cortarse el pelo, asegurando que pasen desapercibidos. Esto es gracias a su innovadora técnica DHI, que entra dentro de la llamada técnica FUE, donde se hace uso de una aparatología específica.

Este es el método que utilizan los tricólogos profesionales de Neocapilar, quienes gracias a sus más de 10 años de experiencia, dominan a la perfección la técnica. De esta forma, realizan una cirugía sin tener que rapar al paciente y garantizan muy buenos resultados.

¿Cómo se realiza el injerto capilar sin rapar?

El injerto capilar sin rapar se realiza mediante la técnica FUE, principalmente, durante la primera parte de la cirugía. Es decir, que cuando se realiza el proceso de extracción de las unidades foliculares en la zona donante del paciente, la técnica es igual a la versión FUE.

Sin embargo, en el momento de la implantación el procedimiento es diferente, ya que mediante el uso del implantador, las unidades se van aplicando en la zona receptora al mismo tiempo que se realiza la incisión.

Además, es importante destacar que se trata de un método que requiere mucha precisión, tiempo y dedicación, ya que el área receptora, al no estar rapada, dificulta la visibilidad del especialista. No obstante, los resultados que se logran con esta técnica pasan prácticamente desapercibidos, permitiendo conservar el pelo original sin problemas y, a su vez, ayudando a cubrir la zona implantada.

Para las personas que estén pensando en aplicarse un injerto capilar sin rapar de la mano de tricólogos expertos, Neocapilar ofrece una primera consulta gratis y la posibilidad de solicitar un presupuesto personalizado sin compromiso. Para contactar con ellos o adquirir más información se debe acceder a su página web.