OHLA gana un nuevo contrato ferroviario en República Checa

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

OHLA se ha hecho con un nuevo contrato en República Checa valorado en 118 millones de euros, para la reconstrucción de un tramo ferroviario de 10 kilómetros de longitud en la línea nacional que discurre entre Brno y Jihlava, al sur de Moravia.

Este contrato refuerza la presencia de la compañía en este país, donde trabaja desde hace cerca de dos décadas en proyectos como la reconstrucción de la estación de ferrocarril de Vsetín (Moravia del Este), por unos 110 millones de euros, según ha informado la compañía.

En este nuevo proyecto, OHLA abordará la construcción de la superestructura y subestructura ferroviaria, un andén, cruces, puentes, túneles, la red de drenaje, los muros de contención, conductos eléctricos, carreteras, edificios para la dotación tecnológica y líneas de tracción, así como la modernización de los sistemas de seguridad y comunicación, junto con equipos de maquinaria pesada.

El contrato tiene como objetivo aumentar la capacidad de la línea, con la creación de una doble vía y el aumento de la velocidad a 120 kilómetros por hora; reducir los efectos negativos del transporte ferroviario sobre el medioambiente y la población, mediante la electrificación de la línea; aumentar la seguridad; garantizar el acceso para las personas con movilidad reducida, así como cumplir con los requisitos de interoperabilidad y la legislación aplicables.

En República Checa, OHLA también participa en la reconstrucción de la doble línea del tramo Adamov-Blansko, perteneciente a la línea ferroviaria que une Brno y Praga, en la región de Moravia del Sur, por 100,8 millones de euros.

La compañía también trabaja, a instancias del mismo organismo, en la modernización de la línea de tren Libina-Unicov, en la región de Olomouc, al este del país, por 63,5 millones de euros.

En el ámbito viario, la compañía avanza en la ampliación de la Gran Circunvalación Urbana de Brno, segunda ciudad más grande de República Checa, por 89,8 millones de euros, a instancias de la dirección estatal de Carreteras y Autopistas.