Nuevo Opel Grandland: un SUV tecnológicamente evolucionado

Por Wenceslao Pérez Gómez

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Elegantemente deportivo, con mandos de control intuitivos y tecnologías innovadoras, así es el nuevo Opel Grandland, que como el modelo Mokka, incorpora el nuevo frontal de la marca, el Opel Vizor, y con el completamente digitalizado Pure Panel, ofrece al conductor en su puesto de conducción, una experiencia completamente diferente.

Es el buque insignia de los SUV de Opel, que también estrena tecnologías y sistemas de asistencia a la conducción hasta ahora reservadas a los vehículos de los segmentos superiores. Tenemos que destacar que está equipado con la iluminación matricial Intelli-Lux LED® Pixel completamente adaptativa, con un total de 168 diodos LED. Esta tecnología, que procede del modelo más alto de la gama de Opel, el Insignia, se estrena en el SUV más importante de la marca alemana y establece nuevos niveles en la categoría del Grandland. Lo mismo ocurre con la visión nocturna Night Vision, que supone una primicia para la marca. El sistema detecta peatones y animales en la oscuridad a una distancia de hasta 100 metros, y avisa al conductor de su presencia.

El interior es amplio y muy placentero, incorporando asientos AGR muy  confortables. Dispone de un maletero de 390 litros, que alcanzan los 1.652 con los asientos traseros abatidos.

El asistente de posición en carretera semi adaptativo, mantiene al Grandland en el centro de su carril y mantiene la distancia con el vehículo que le precede. Diseñado y producido en Alemania, llega con motorizaciones de gasolina y diésel, así como en dos versiones híbridas enchufables.

Grandland Hybrid

Es un híbrido enchufable con un motor de gasolina1.6 Turbo de inyección directa. que entrega 180 CV, y un motor eléctrico en el eje delantero de 110 CV, cuya potencia conjunta del sistema llega hasta 224 CV y 360 Nm. Esta potencia se transmite a las ruedas delanteras por medio de una caja de cambios automática de ocho relaciones. Utiliza una batería de iones de litio de 13,2 kWh, y tiene hasta 64 km de autonomía eléctrica, bajo el ciclo WLTP, pudiendo alcanzar una velocidad máxima: 225 km/h y 135 km/h en modo eléctrico, Su aceleración de 0 a 100 km/hse realiza en 8’9 segundos. Tiene tres modos de conducción: “Eléctrico”, “Híbrido”, “Sport” y una mayor eficiencia, gracias al sistema de frenada regenerativa, pues recupera energía eléctrica para su almacenamiento en la batería. La carga completa de la batería, se puede lograr en 2 horas aproximadamente,  con un wallbox de 7’4 kW. La batería está ubicada bajo los asientos traseros, para conseguir un confort interior y un volumen de maletero óptimos.

Otros motores y transmisiones

En diesel, hay un motor de 1,5 litros y 4 cilindros con potencia de 130 CV, 300 Nm  de par motor y caja de cambios automática de ocho velocidades, con un consumo de combustible y emisiones NEDC: urbano 4’6 / 4’3 l/100 km, extraurbano, 4’2 / 3’6 l/100 km, y combinado 4’4 / 3’9 l/100 kms.

En gasolina incorpora un propulsor de 3 cilindros de 1,2 litros Turbo, con inyección directa, con 130 CV de potencia  y 230 Nm de par máximo, disponible con caja de cambios manual de seis velocidades o caja de cambios automática de ocho velocidades.

Ya se admiten pedidos para el nuevo Opel Grandland y las primeras unidades se entregará en febrero de 2022. Sus precios oscilan entre 23.600 euros y 34.600 euros, según equipamiento y motorización, pero se puede adquirir con cuota mensual de 300 euros, para los motores térmicos y 270 euros, para los híbridos