Neoactives propone regalar salud esta Navidad

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
/COMUNICAE/

Neoactives propone regalar salud esta Navidad

Los suplementos, el nuevo must de la belleza y la salud cobran protagonismo siendo fundamentales para reforzar el sistema inmunológico

Neoactives propone regalar salud esta navidad
La pandemia que no cesa está dejando muchas lecciones y, sin duda, cambiará muchos hábitos sociales y personales de alimentación, de higiene, relacionados con el deporte y, en definitiva, de la salud y el bienestar en general.

En este contexto se habla más que nunca y se compran más que nunca suplementos alimenticios, según se extrae del último informe publicado en mayo por la Organización de Consumidores y Usuarios. Así, el 42% de los españoles han consumido, bien en sobre, bien en cápsulas, estos productos durante el último mayo, mientras que un 23% admite haber gastado en ellos más de 151 euros durante el mismo periodo. La crisis del coronavirus, se cuenta también en el informe, ha influido en los datos, y de qué manera: un 37% de los encuestados afirma haber incrementado la ingesta desde la irrupción del virus.

Con muy poco margen de diferencia, a las mujeres les gusta más ayudarse de los suplementos para mantener el equilibrio orgánico. No se trata sólo de paliar carencias nutricionales, frente a la creencia popular. La eficacia de esto nuevos must de la salud y la belleza se basa en la medicina preventiva. Según explica desde Neolife el el doctor Alfonso Galán, la recomendación para una buena calidad de vida no sólo es la suplementación continua sino también en dosis superiores a las recomendadas.

Este apoyo de la suplementación a la medicina preventiva no consiste, pues, en aportar dosis estándar de ciertas vitaminas para suplir carencias, sino en detectar y aportar a cada persona la cantidad de vitaminas, minerales y otras sustancias para el adecuado mantenimiento de sus procesos corporales.

No necesitará en ningún caso la misma suplementación un varón de cuarenta años que una mujer de cincuenta, ni dos mujeres de la misma edad con una dieta distinta. Los aportes vitamínicos precisos no serán tampoco los mismos si una de las dos practica deporte. En el caso de dos varones de treinta años sanos y con idéntica masa corporal, pero con distinta higiene del sueño, las pastillas para corregir posibles disfunciones deberán ser distintas

A este enfoque se le denomina la suplementación personalizada, una práctica exclusiva de centros relacionados con el antiage o antienvejecimiento. En Neolife han dado un paso más, desarrollando su propia línea de suplementos, Neoactives, con los que trabajan en la gestión médica de la edad.

Vitaminas, minerales, enzimas, ácidos grasos y otros nutrientes, algunos de ellos basados en productos naturales, se combinan en pastillas con muy distintas funciones: desde las clásicas multivitaminas, hasta las que potencian el sistema inmunitario, pasando por las preparadas para mantener en equilibrio la microbiota o, simplemente, las que ayudan a envejecer mejor sin tener que recurrir a la medicina estética. También las hay para regular la glucosa, para lograr una pérdida de peso saludable o para paliar los efectos orgánicos de la depresión.

Las fórmulas magistrales están adecuadas a cada etapa vital y a problemas puntuales, pero en la correcta prescripción de vitaminas y minerales en una rutina de bienestar basada en la suplementación, explica el doctor Galán, aporta mejoras de salud los siguientes niveles.

Cardiovascular
Las vitaminas B6 y B12, el ácido fólico y la betaína disminuyen los niveles de homocisteína, un metabolito que incrementa el riesgo de aterosclerosis.

La vitamina K2 evita la calcificación de los vasos sanguíneos, ayudando a conservar su elasticidad, lo que es básico para mantener la presión sanguínea en parámetros saludables.

Óseo
La misma vitamina, la K2, es fundamental en la fijación del calcio. La D favorece la adecuada absorción de esta sustancia a nivel intestinal y renal.

Por supuesto, no se puede obviar la necesidad de mantener niveles óptimos de vitamina C para el mantenimiento de estructuras ricas en colágeno. A esta proteína se la conoce como el pegamento de los tejidos.

En cuanto a los minerales, el calcio, el magnesio, el manganeso, el zinc y el boro resultan esenciales en la formación y mantenimiento de huesos y dientes.

Inmunológico
Se conoce popularmente la relevancia de la vitamina C en el trabajo del sistema inmunológico, pero no tanto la de la A, encargada de mantener las mucosas (respiratorias, digestivas y urinarias) en buen estado y ayudar a que eviten el paso de patógenos.

La vitamina D ha cobrado mucha popularidad, por decirlo de alguna manera, a raíz de la pandemia, cuando más se ha comentado su papel inmunoestimulante. Como se sabe, reduciendo la incidencia y severidad de enfermedades del tracto respiratorio.

El zinc inhibe la replicación viral y su suplementación contribuye a ayudar al sistema inmune a hacer frente a las infecciones virales.

El selenio, por su parte, regula la migración, la proliferación, la diferenciación y la activación de las células del sistema inmune.

Neurológico
Las vitaminas B6 y B12, el ácido fólico y la betaína limitan los niveles de homocisteína elevados, que es un factor de riesgo también de enfermedades neurodegenerativas.

Por su parte la vitamina B1 ayuda a mantener la adecuada transmisión entre neuronas.

La vitamina D previene enfermedades neurodegenerativas y ralentiza su progresión (especialmente en esclerosis múltiple) y la vitamina E es un antioxidante que refuerza el control de la peroxidación de las membranas neuronales.

Energético
Destaca en este punto la implicación del magnesio en la obtención de energía celular. El hierro evita situaciones de anemia en las que la falta de hemoglobina provoca un estado general de cansancio y fatiga.

Alfonso Galán destaca, por último, el valor del Omega3 para la salud. Más allá de sus conocidos aportes para la mejora del sistema cardiovascular, tener unos buenos niveles de este ácido graso ayudará también a luchar, por ejemplo, contra las enfermedades inflamatorias y autoinmunes.

Son todos los que están, pero no están todos lo que son, explican desde Neoctives. Los suplementos, como complemento a las medicinas, ayudan a curar, pero, sobre todo, previenen y contribuyen al bienestar. Ambos coinciden, además, en un punto muy importante: no deben ser autor recetados ni administrados sin la supervisión de los expertos. En suplementos también los hay.

“Dr. Alfonso Galán, Equipo médico Neolife e Investigación y Desarrollo Neoactives”.

Fuente Comunicae