Nace Valgrande: una ‘smart city’ con 8.000 viviendas a las puertas de Madrid Nuevo Norte

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El Ayuntamiento de Alcobendas ha presentado el nuevo desarrollo urbanístico de Valgrande que contará con más de 8.000 viviendas (55% de protección) y que se encuentra en el municipio más cercano a Madrid Nuevo Norte (antigua operación Chamartín). “Vamos a crear una ‘smart city’ donde la tecnología sea la gran protagonista entre los vecinos”, ha afirmado el vicealcalde y concejal de Urbanismo Miguel Ángel Arranz.

El acto ha contado también con la presencia del alcalde de Alcobendas, Rafael Sánchez Acera y el presidente de la Junta de Compensación de Valgrande, José Hernández-Mora Pérez, entre otras autoridades. Durante el mismo, se ha presentado el nuevo nombre del proyecto: Valgrande. Un proyecto que ha realizado el equipo técnico y jurídico de Arnaiz.

Valgrande nace con la vocación de crear un nuevo entorno residencial, que esté integrado con la ciudad actual, en armonía con el enclave natural de la zona. Este desarrollo urbano aumenta la oferta de vivienda nueva accesible en el norte de Madrid y más concretamente en el municipio de Alcobendas, con el objetivo de ofrecer una solución a la elevada demanda que existe por parte de diferentes colectivos como los jóvenes, los mayores y amplias capas de las clases medias.

Así, Valgrande contempla la creación de 8.600 viviendas, de las cuáles el 55% son de protección pública (4.730) y el resto vivienda libre (3.870). De esta forma, el nuevo barrio acogerá en el futuro una población estimada de 25.800 nuevos vecinos. “Creo que podríamos ver las primeras actuaciones sobre el terreno a finales de 2022”, ha afirmado el alcalde de la localidad.

“La principal diferencia con el anterior plan urbanístico es el aumento de la vivienda con algún tipo de protección”, ha asegura el vicealcalde al ser preguntado por este desarrollo que llevaba estacando más de once años. “El objetivo es que los jóvenes de Alcobendas puedan seguir viviendo en su ciudad y no tengan que irse a otras ciudades porque las casas en nuestro municipio son caras”, ha agregado el alcalde.

Con respecto al tipo de vivienda (venta o alquiler), el máximo responsable de la ciudad no ha aclarado los porcentajes destinados a cada mercado, aunque si ha dado alguna pincelada del proyecto. “En Valdegrande nosotros tenemos un 20% del suelo y algunas parcelas de uso dotacional. En estas zonas es muy posible que levantemos viviendas en alquiler asequible”, ha aseverado. 

En materia medioambiental, Valgrande respeta, protege y pone en valor el patrimonio natural de la zona. Contará con 579.778 m2 de nuevas zonas verdes, con el objetivo de reforzar y dar un mayor protagonismo al entorno natural. Las zonas verdes suponen el 27% de la superficie del proyecto. De media, el proyecto incluye 22,47 m2 de zonas verdes por cada nuevo habitante.

Además, esta actuación contempla la protección especial del monte de Valdelatas, que no se invade, sino que se potencia mediante la creación de una franja natural de transición de 200.077 m2 facilitando su acceso a pie y en bicicleta. Además, también se protege el arroyo de Valdelacasa a través de un gran parque central, de nueva creación y una superficie de 212.271 m2, que incluye una extensa red de sendas de paseo entre el arbolado, parques de juegos y zonas de ocio y estancia.

Valgrande nace como un nuevo barrio de Alcobendas y aspira a convertirse en el motor de desarrollo económico y social del municipio durante la próxima década. El proyecto se basa en las directrices aprobadas en el Plan Estratégico Diseña Alcobendas 2020, que se aprobó tras una importante participación ciudadana, y en su desarrollo incorporará las nuevas directrices del actual Plan Estratégico Alcobendas Lidera 2030. Se trata de una actuación que movilizará una inversión de 2.300 M€, entre la iniciativa pública y privada.

El proyecto tendrá un retorno estimado de 511 millones de euros, entre el patrimonio público que se edificará y los ingresos previstos a través de diferentes impuestos como el de construcción IBI, TAE, etc. Durante el desarrollo del proyecto se generarán 4.000 empleados. Una vez terminado y ya operativo, se habrán creado 1.200 empleos fijos.