Muchas mujeres apuestan por someterse a una reducción de pecho con el Dr. Marco Amaya, una eminencia de la medicina

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El crecimiento de los senos suele iniciar en la pubertad y finalizar en la adultez. Aunque la mayoría de las mujeres concuerdan con tallas estándares, en ciertos casos el crecimiento de la mama puede descontrolarse por factores como la hipertrofia mamaria, desequilibrio hormonal o aumento de peso considerable. En estas circunstancias, las mujeres comienzan a padecer incomodidades y dolencias debido al peso y tamaño del pecho.

Aunque en muchas ocasiones las mujeres tienden a recurrir a la dieta y el ejercicio, el servicio de salud público británico (NHS) advierte que esto no tiene ningún efecto. Una de las principales formas de corregirlo es la reducción de pecho o mamoplastia de reducción, un procedimiento quirúrgico que puede lograrse en el Instituto Español de Cirugía Plástica de la mano del Dr. Marco Amaya, el cirujano plástico en Madrid considerado una eminencia en la reducción de pecho.

¿En qué consiste la reducción de pecho?

La cirugía de reducción de mama también se conoce como mamoplastia de reducción. Este procedimiento se lleva a cabo para eliminar la grasa, tejido y piel en exceso que tengan las mamas. La principal razón para acudir a esta consulta es que la paciente no se siente cómoda con el tamaño de su busto, ya que este es desproporcionado para el tamaño de la persona. También existen casos donde se presenta una hipertrofia mamaria, cuando la talla supera la copa E y la intervención puede ser indispensable para mejorar la salud.

Algunos de los principales problemas que puede causar tener una talla muy grande de pecho son dolores en la espalda, mala postura, dolores en los nervios, dificultad para realizar ejercicio y otras actividades y dificultad para encontrar ropa, entre otras. Además de los aspectos físicos, parte de las mujeres que se someten a esta cirugía lo hacen para aumentar su autoestima, ya que no se sienten seguras o cómodas con su apariencia.

Cirujano experto en la reducción de pecho en Madrid

La mamoplastia de reducción es una intervención quirúrgica que requiere de especialistas cualificados. Antes de someterse a ello, es necesario que la paciente se realice diversos exámenes médicos para comprobar que no hay riesgos. En el Instituto Español de Cirugía Plástica el cirujano plástico y estético Dr. Marco Amaya se encarga de estos procedimientos. El especialista cuenta con una amplia formación académica y experiencia laboral que lo certifican como uno de los mejores cirujanos de reducción de pecho en Madrid.

Su objetivo principal es que el pecho logre obtener un tamaño proporcional al resto del cuerpo. Asimismo, pretende eliminar los problemas físicos o estéticos que se presentaban.

La cirugía se realiza aplicando anestesia general y tiene una duración de entre 90 y 145 minutos. Es necesario que la paciente sea hospitalizada en el centro por al menos 24 horas antes de ser dada de alta. En dos semanas aproximadamente, siguiendo las indicaciones del doctor, las heridas de la operación habrán cicatrizado.

Contrariamente a lo que piensan muchas pacientes, se considera una operación con un posoperatorio con pocas molestias en el 95% de los casos. Tras la retirada de las suturas externas, se pueden aplicar tiras de silicona o crema de rosa de mosqueta para la ayuda a la cicatrización. 

La vuelta a la vida laboral dependerá mucho del tipo de oficio de la paciente. La mujer que realice un trabajo esencialmente de oficina podría incorporarse transcurrida 1 semana de la cirugía. Para trabajos con mayor actividad física que requieren de mayor desplazamiento o carga física ligera, se recomienda esperar entre 2-3 semanas y para los trabajos esencialmente físicos se recomienda esperar en torno a 4-6 semanas. 

Gracias al Dr. Marco Amaya, ya son muchas las mujeres que han recuperado la salud y la confianza a través de su técnica de reducción de pecho. Su carácter empático y punto de vista objetivo ofrecido a cada una de sus pacientes han posicionado al doctor como uno de los mejor valorados en Madrid y en España.