Moody’s rebaja al 5% su estimación de crecimiento para España en 2021 por la lenta campaña de vacunación

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La agencia de calificación crediticia Moody’s ha decidido rebajar en un punto porcentual, hasta el 5%, su estimación de crecimiento del producto interior bruto (PIB) de España para 2021, según se desprende de un informe publicado este miércoles.

Moody’s ha decidido actualizar sus estimaciones sobre el PIB español debido a las “inciertas” dinámicas de la pandemia y al lento progreso de la campaña de vacunación contra el Covid-19, que suponen “vientos en contra” para la recuperación de este año. La previsión de Moody’s es más de dos puntos inferior a la del Gobierno, de un 7,2%.

La calificadora de riesgos también ha indicado que el crecimiento en la segunda mitad del año se acelerará y se extenderá a 2022, por lo que esperan un crecimiento del PIB del 5,1% el año que viene. Este mayor dinamismo se apoya en que la mayor disponibilidad de vacunas suponga un empuje para el consumo, permita relajar las restricciones y se vayan desplegando de forma gradual los fondos europeos de recuperación.

En cualquier caso, Moody’s ha vuelto a recordar que el impacto económico del paquete europeo dependerá de la iniciativa de las autoridades para adjudicar los fondos en proyectos de inversión de “alta calidad” que eleven la productividad y el crecimiento potencial. También será necesaria su implementación efectiva, que requerirá de una “fuerte coordinación” entre el Gobierno central y las comunidades autónomas.

“La condicionalidad podría ayudar a reiniciar el progreso de las reformas estructurales en áreas como el sistema de pensiones y el mercado laboral, pero también pondrá a prueba el Gobierno de coalición entre PSOE y Podemos”, ha alertado Moody’s.

En su informe de este miércoles, la agencia calificadora también ha actualizado el rating para España incluyendo una valoración sobre el impacto para la nota crediticia de los factores medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG, por sus siglas en inglés).

En este contexto, la agencia ha otorgado a España un nota de impacto crediticio por factores ESG de 2, lo que equivale a un riesgo neutral o bajo y es la segunda mejor nota, en una escala que va, de menos a más, del 1 al 5.