Corporate

PREMIOS CORPORATE 2023

Monte Ida, residencia e instrucción canina en Madrid

POR REDACCIÓN

Los perros, desde siempre, han sido una excelente compañía doméstica para los seres humanos por el cariño, la fidelidad y bienestar emocional que proporcionan, pero también son animales con instintos naturales que necesitan ser entrenados para asegurar una convivencia segura y armoniosa con su entorno.

El adiestramiento canino es esencial para lograr el equilibrio emocional de cada perro, corregir la situación de aquellos con problemas de comportamiento (agresividad, inseguridad, desconfianza o timidez) y mejorar la obediencia del animal, entre otras cosas.

En este contexto, el centro canino Monte Ida destaca con sus servicios de residencia e instrucción canina dentro de exclusivas instalaciones que ofrecen una estancia privilegiada y una experiencia enriquecedora para los animales.

Un hotel canino de primer nivel

Monte Ida representa un nuevo concepto en la residencia canina. Situado en plena sierra oeste de Madrid, en San Martín de Valdeiglesias, el establecimiento cuenta con 10.500 m² para que sus huéspedes peludos disfruten de un entorno único donde predomina el buen trato, el relax en espacios naturales y el objetivo central de que alcancen un equilibrio emocional.

Para tal fin, se despliega un amplio equipo profesional de adiestradores, cuidadores y veterinarios encabezado por Israel Zamorano, un instructor de perros especializado en conducta canina y con más de 20 años de experiencia en el trabajo con todo tipo de canes (seguros, confiados, dominantes o inseguros) sobre disciplinas vinculadas a la obediencia, la defensa, la seguridad, el rastro, detección, etcétera.

La residencia incluye parques individuales (desde 12 hasta 60 m²) vallados donde los animales pueden convivir juntos o separados físicamente, con casetas de madera que los resguardan tanto del frío como del calor, bebederos de hormigón con agua fresca y limpia, un servicio de limpieza permanente y paseos con guías por las mañanas a las zonas de esparcimiento o de obstáculos. 

Asimismo, el alojamiento dispone de caniles de seguridad completamente techados para los canes con dotes escapistas y una piscina con cloración salina y regulador automático de pH que no solo resulta muy beneficiosa para que los peludos puedan refrescarse, sino también en cuanto a la relajación o recuperación de lesiones e intervenciones quirúrgicas.

Excelencia en instrucción canina

Monte Ida tiene una escuela oficial de adiestramiento que está acreditada por la ANACP. Su sistema se basa en grupos de instrucción separados por diversos niveles y en función de las demandas de sus propietarios, donde los instructores trabajan desde ejercicios de obediencia básica hasta pruebas avanzadas de utilidad.

El establecimiento ofrece cursos particulares de entrenamiento donde el propietario puede adiestrar a su mascota de manera personalizada y supervisado por un guía propio. También se encuentra la alternativa del adiestramiento en residencia que resulta ideal tanto para el dueño que no puede asistir a los grupos de entrenamiento como para los perros con problemas de conducta.

Por último, cabe destacar que las tarifas de Monte Ida son accesibles e incluyen alojamiento, alimentación, paseos por el recinto, uso de la piscina canina por temporada y un seguro por accidentes dentro y fuera de las instalaciones.

Lo más leído