Mejores piensos para perros, cómo evaluarlos

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Encontrar los mejores piensos para perros es algo que quita horas a muchos propietarios de mascotas caninas. Si se busca un listado sin más, va a encontrarse de forma fácil, pero eso no quita todas las dudas, no es más que una especie de guía telefónica de piensos para estos animales.

Hay que profundizar si no se quieren cometer errores. Después de un análisis de los mejores piensos para perros concretamente en España la balanza se inclina hacia Wolves Legacy Dog Food, pero hay que detallar los motivos.

Los Fundamentos

Cuando a un perro se lo ha alimentado con alta concentración de carnes, por ejemplo, en una dieta cruda tipo BARF, sus resultados en las analíticas han sido malos en la gran mayoría de los casos.

Esto se debe fundamentalmente al hecho de que en la naturaleza, los que comen pura carne, son los que comen tarde, o sea los que no han elegido primero por no ser líderes reproductores.

Los lobos que reproducen y transmiten su genética a la siguiente generación, son los agraciados que pueden elegir qué comer, y por regla general comerán siempre las vísceras, con tejidos cárnicos, fibras, enzimas, vitaminas, minerales, etc.

La carne y los huesos quedan para aquellos lobos a los que la naturaleza no cuida como a los primeros. Ellos sobrevivirán lo que puedan, y sus analíticas darían tan mal como con los perros mascota alimentados a pura carne.

Una alimentación completa y correcta, por tanto, requiere de una complejidad de nutrientes mucho mayor que la de huesos carnosos sobrantes de una presa.

En esto Wolves Legacy se destaca claramente del resto. Ya que es el único pienso que explica en profundidad este aspecto de la nutrición canina.

Analizando distintas opciones disponibles en España

Se han analizado diversos aspectos de Wolves Legacy con cinco de las principales marcas competidoras en España, a las que se denominarán como A, O, H, L y RC.

Las marcas A. y O. pienso basan sus fórmulas en la moda Grain Free (libre de granos, o sin cereales). Moda que está dejándose de lado en Estados Unidos al haber sido relacionada con severos problemas cardíacos en un estudio realizado por la FDA (Food and Drug Administration). Concretamente el estudio ha relacionado la afección llamada DCM (cardiomiopatía dilatada) con estos piensos sin granos, y coincide ello con estudios que demuestran la importancia del grano integral para la salud cardíaca.

En la marca A., los cereales son reemplazados por guisantes, lentejas, y otras legumbres. Cuando se analiza la alimentación natural de los lobos, se puede observar que consumen gran cantidad de granos integrales tomándolos predigeridos de las vísceras de sus presas, pero en las grandes praderas, donde abundan las gramíneas (cereales) no hay leguminosas, por lo que el reemplazo de los cereales integrales por leguminosas, suena más a una moda que al resultado de investigaciones. Y efectivamente, cuando se profundiza más, se descubre que no existe ningún estudio científico serio que avale la idea de quitar granos y reemplazarlos por guisantes, sino todo lo contrario.

Si se contrasta esto con Wolves Legacy, se puede ver que en su web la mayor parte de los ingredientes están profundamente explicados, con links a los estudios científicos hechos por la FDA, artículos de Harvard, el U.S. Department of Agriculture, y otros, a diferencia del resto, que cuentan con información bastante limitada.

El caso de la marca H. es distinto. Sus fórmulas en general constan de unos pocos ingredientes, ya que se trata de una marca especializada en dietas prescritas en su mayoría para perros con patologías. Dietas tan pobres no son recomendables para perros sanos, ya que sin duda habrá carencias nutricionales. Una persona enferma puede tener una dieta limitada por un tiempo, por ejemplo puré de calabaza y compota de manzana, pero si eso se prolonga durante años, se acumularán problemas por carencias nutricionales de consecuencias graves. Dar a un perro una dieta tan limitada como las dietas prescriptas de la marca H. durante toda su vida, se justifica si se trata de un caso terminal, le faltarán nutrientes pero tampoco le queda otra opción, pero limitar la nutrición en un perro sano es un grave error.

La marca H. tienen también una línea para perros sanos, pero no luce demasiado, no se diferencia de otras marcas incluso de gamas medias, excepto en el precio elevado.

La marca L. tiene fórmulas interesantes, aunque sus puntos débiles son el hecho de incluir en todas sus variedades glucosamina y condroitina como condroprotectores, los que están rechazados por la FDA. El dictamen de los estudios de la FDA se encuentra publicado en el sitio web de dicha entidad y accesible a todo el público que desee revisarlo, por lo que sumarse a la moda de estos químicos es un gran error que cometen muchas marcas de piensos.

Otro punto débil de L. es el producir especialidades culinarias. Este es un fallo en el que caen muchas marcas. Como si se tratara de la carta de un restaurante, se encuentra pienso de pollo con esto, pavo con lo otro, cordero o conejo con lo de más allá, o salmón con aquello.

La gente tiende a pensar “que bueno, mi perro comerá como las personas, eligiendo de una carta de recetas”. El problema es que los humanos pueden comer un día pavo con tal cosa y al día siguiente salmón con lo otro, pero los perros comen todos los días, semana tras semana durante muchos años, la misma receta, y esto los lleva a carencias nutricionales cuando la receta es tan limitada.

Por ejemplo, si una persona quiere hacer una dieta muy sana, va a un restaurante de vida sana y elige una ensalada de brócoli con cubos de salmón grillado y aceite de oliva virgen, será todo muy sano. Sin embargo, si come solamente eso todos los días durante 10 años, terminará con muchos problemas por todo tipo de carencias.

Tampoco es posible que un cánido, con un aparato digestivo pequeño y limitado, vaya variando su dieta todos los días para hacerla más completa. Esto descarta la posibilidad de darle un mes pienso de pollo, otro mes de cordero, otro de conejo, etc. El problema es que ellos necesitan comer siempre lo mismo, ya que su microbiota se desajusta permanentemente si se les varía, al mismo tiempo que se estresa todo su sistema al tener que reajustarse todo el tiempo.

Para comprenderlo mejor. En el motor del coche, si se le cambia permanentemente de tipo de combustible, los más modernos cuentan con computadoras capaces de ir ajustando su funcionamiento a los distintos carburantes (ajustan la inyección, el oxígeno en la mezcla dentro de los cilindros, etc.), pero se genera un desgaste innecesario por el esfuerzo. Por esta razón el mecánico no recomendará nunca cambiar permanentemente de tipo de combustible para darle el gusto de la variedad al motor.

Es esta la razón por la que el mejor pienso para perros debe ser el más completo y equilibrado, que contenga todo lo necesario y combinando correctamente sus componentes, de manera que pueda administrarse siempre el mismo para que su microbiota y sistema glandular se ajuste a él y ya no deba cambiar permanentemente. Y en esto, Wolves Legacy se lleva la medalla, ya que en el apartado carnes, incluye en la misma fórmula carnes de rumiante, ave y salmón (carnes de tierra, aire y agua), en las proporciones en que los lobos las consumen en la naturaleza. Ningún pienso hace esa combinación en un mismo grano. En su web, explican en detalle lo que aporta cada una de ellas en sus diferencias constructivas, para que a las mascotas no les falte nada.

Finalmente analizamos la marca R.C, un pienso que cosecha amores y odios. Presente en casi todos los eventos como patrocinador, invierte fortunas en publicidad costosa, y es probable que a ello deba su elevado precio, ya que la fórmula no parece justificarlo.

Por ejemplo, la variedad de perros minis adultos de R.C. posee en los primeros lugares maíz, harina de maíz, grasas animales, gluten de maíz, aislado de proteínas vegetales, trigo. El riesgo de contaminación mortal con aflatoxinas es enorme en una fórmula así, como sucedió recientemente con la marca Sportmix en los Estados Unidos que produjo una masacre canina. Además de tratarse de materias primas muy baratas y de baja calidad, que no se justifican en un pienso del precio de R.C.

Wolves Legacy, premio a la coherencia

En varios de los mejores piensos para perros que se han detallado, se puede observar que bajo la misma marca producen fórmulas con cereales y otras sin cereales. Si los cereales son buenos, habría que incluirlos en todas sus fórmulas, del mismo modo que si son malos, deberían excluirlos. es incongruente que la misma marca fabrique dos fórmulas contradictorias, a menos que lo que ellas busquen sea solamente facturar más.

El hecho de que la única marca que se niega rotundamente a excluir los cereales sea Wolves Legacy, hace pensar que sus intereses van mucho más allá que un simple negocio. Además Wolves Legacy argumenta su inclusión con información científica de primera calidad.

Hay que reconocer también a la marca A. el hecho de producir únicamente pienso libre de granos, al menos tienen coherencia. Pero lamentablemente sus ventas en Estados Unidos han caído mucho desde que la FDA publicó un estudio sobre lo perjudicial de este tipo de fórmulas Grain Free para la salud del corazón canino.

En cuanto a las que juegan a dos puntas con fórmulas con y sin granos, se debe pensar que cuando una marca ofrece gimnasio y dietas sanas por un lado, y en el edificio de al lado tiene un club para engordar y fumar, hace pensar que prioriza vender a la mayor cantidad de clientes posible, antes que ser coherente con sus convicciones.

Otro factor que genera confianza en Wolves Legacy es el hecho de que hablan mal de las golosinas, aduciendo que el aparato digestivo canino está diseñado para ponerse en marcha una vez cada varios días, y que el esfuerzo de arranque y parada constante que representa administrar bocadillos entre horas, daña la salud de los peludos. Y acompañan esa convicción con el hecho de ser una de las pocas marcas que no fabrican golosinas para perros, es decir, que hacen lo que afirman, aunque eso represente perderse un negocio de oro como son las chuches, cuyas ganancias son muy superiores a la del pienso. Hay más margen de ganancias en un pequeño paquete de golosinas de 250 gramos que en varios kilogramos de pienso. Premio a la coherencia para Wolves Legacy, que una vez más demuestra que antepone la salud de los peludos antes que el negocio fácil.