Más de la mitad de los españoles gastará en Semana Santa lo mismo o más que en 2021

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El 57% de los españoles que tiene previsto irse de vacaciones en Semana Santa este año gastará lo mismo o más que el ejercicio pasado, según un estudio sobre hábitos de consumo realizado por el neobanco Plazo.

Las razones son la vuelta a una relativa normalidad, tras la relajación de las restricciones frente al Covid-19, sumada a la ausencia de festivos desde Navidad, que está animando a muchos españoles a igualar e incluso incrementar su gasto en viajes en esta campaña.

El destino preferido por los que se irán de viaje es la playa (18%), mientras que un 15% se decanta por un entorno urbano. Un 13% de los encuestados planea hacer turismo rural y un 10% que planea viajar al extranjero.

Además, en torno a un 28% de los encuestados hará el clásico viaje familiar, mientras que un 25% se va de vacaciones con su pareja y tan sólo viajará con amigos un 2%, mismo porcentaje que quienes planean viajar en solitario.

Sin embargo, no todos se irán de viaje. Un 43% de los encuestados se quedará en casa esta Semana Santa, y de ellos, un 80%, tiene previsto hacer ocio en su ciudad.

Asimismo, la gran mayoría, un 70%, hará frente al gasto de sus vacaciones de Semana Santa recurriendo a ahorros. En cambio, un 17% asegura que utilizará su tarjeta de crédito, un 8% aplazará el pago y solo un 5% solicitará un crédito para pagar en cuotas.

PREOCUPA LA ESCALADA DE PRECIOS DE LA ENERGÍA

Con independencia de los planes de Semana Santa, el estudio realizado por Plazo refleja una creciente preocupación por la actual escalada de precios de la energía (combustible, luz y gas) que comienza a repercutir también en la alimentación y otros productos de primera necesidad.

Pese a que un 57% de los encuestados asegura que, de momento, no afecta a su economía doméstica, sí muestra preocupación y está intentando reducir su gasto.

Un 33% indica que el fuerte incremento de precios sí le está afectando al bolsillo y le cuesta más llegar a fin de mes que a comienzos de este año. Por último, un 10% indica que ya no llega a fin de mes con sus ingresos.