Mahindra ya puede fabricar y vender el Roxor, un todo terreno utilitario

Por Wenceslao Pérez Gómez

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Un regulador estadounidense ha dictaminado que el nuevo diseño de Mahindra and Mahindra Ltd. para su vehículo utilitario todoterreno Roxor, no infringe los derechos de propiedad intelectual de la marca Jeep de Fiat Chrysler Automobiles, seis meses después de prohibir la venta de modelos más antiguos.

La Comisión de Comercio Internacional ha declarado que el modelo Roxor posterior a 2020, no violó la “imagen comercial” del Jeep Wrangler SUV de la FCA, y aceptó la recomendación de octubre de un juez de derecho administrativo, de que los cambios de diseño realizados por Mahindra significaban que no debería aplicarse una orden anterior de cese y desistimiento a modelos más nuevos.

“El fallo valida el rediseño de Mahindra del popular vehículo todoterreno Roxor”, ha manifestado Mahindra en un comunicado. “A Mahindra, ahora se le permite fabricar y distribuir el Roxor 2021 rediseñado”.

“Si bien, FCA está decepcionada con la decisión de la comisión con respecto al rediseño, creemos que tendremos éxito en apelar esta decisión”, también ha comentado FCA en un comunicado. La imagen comercial consiste en las características únicas, que hacen que un producto se distinga y, en general, el público lo acepta como identificado con ese producto. Por ejemplo, FCA ve la forma cuadrada del cuerpo, la parrilla delantera y los faros redondos del Jeep Wrangler como algo distintivo de la marca. En junio, la ITC dictaminó que Mahindra violó los derechos de propiedad intelectual de la marca Jeep modelo 2019 de FCA, y prohibió la venta de los vehículos en cuestión. La ITC emitió una orden de exclusión limitada, que prohíbe la venta o importación de vehículos y partes, así como una orden de cesar y desistir a Mahindra y su unidad norteamericana. Mahindra había declarado que el modelo 2020 se actualizó y cambió para evitar el problema, pero la comisión no decidió en ese momento si el modelo más nuevo y las versiones posteriores, infringían la imagen comercial de Jeep.