Los Veintisiete negocian el reparto de cuotas pesqueras para 2022

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Los ministros de Pesca de la Unión Europea negociarán desde este domingo el reparto de cuotas pesqueras para 2022, en una reunión a la que llegan con una propuesta por parte de la Comisión Europea que incluye un recorte del 18,5% de la captura de la merluza en aguas ibéricas y una reducción del 7,5 % en los días de esfuerzo en el Mediterráneo a los que se opone España.

El Consejo de Pesca para decidir los Totales Admisibles de Capturas (TAC) se centrará en los 23 stocks cuya gestión corresponde exclusivamente al bloque europeo, después de la salida de Reino Unido de la UE.

La propuesta del Ejecutivo comunitario para el Océano Atlántico plantea una importante reducción de la captura de merluza sur, que se pesca en el mar Cantábrico y entre Finisterre y el Golfo de Cádiz, del 18,5%. La captura de esta especie ya acumula dos años de reducciones y España ve inadmisible el planteamiento de Bruselas y aspira a mantener la actual cuota.

Otro de los caballos de batalla será limitar el recorte para la pesca de lenguado común, el de más interés para la flota española, y sobre el que Bruselas propone también una reducción del 15%.

Con respecto a la situación en el Mediterráneo, España peleará por mantener el número de esfuerzos, frente a la propuesta de reducir el 7,5 % el número de días que se puede salir a faenar. El Gobierno español lamenta que, de consumarse el recorte, la actividad pesquera en el Mediterráneo acumularía un recorte del 25% en los últimos tres años.

Además, la propuesta comunitaria incluye una veda para la gamba roja del Mediterráneo y la eliminación de la pesca de anzuelo. Revertir estos planteamientos será de la máxima prioridad para España, que lamenta que la propuesta asfixia a los pescadores de esta zona, ya sujetos a muchas limitaciones.

El Consejo de Pesca arrancará el domingo pero se prolongará varios días y no se prevé un acuerdo hasta última hora del lunes o la mañana del martes.