Los ‘riders’ protestan la aprobación “inminente y sin acuerdo” de la ley ‘rider’

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Centenares de ‘riders’, convocados por la Asociación Profesional de Riders Autónomos (APRA) y Repartidores Unidos (Repartidoresunidos.org), se han movilizado este jueves en once ciudades ante la aprobación “inminente y sin acuerdo” de la ley de plataformas digitales, conocida como ley ‘rider’.

En concreto, repartidores de plataformas como Deliveroo, Uber, Glovo y también de empresas como Amazon o Seur se han sumado a las diferentes manifestaciones, celebradas en Madrid, Barcelona, Tarragona, Valencia, Palma de Mallorca, Las Palmas de Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife, Oviedo, Gijón, Gandía y Málaga, ante el “miedo a ver empeorar o perder su empleo”, según han informado los convocantes.

“Es el peor escenario que nos podía pasar, porque nos quieren laboralizar solo por trabajar con una app, les da igual si somos realmente autónomos o laborales”, ha afirmado el portavoz de RepartidoresUnidors.org en Madrid, Gustavo Gaviria.

Por su parte, el presidente de APRA, Jordi Mateo, ha defendido desde la manifestación de Barcelona que los ‘riders’ son los primeros interesados en mejorar sus condiciones y su modelo de trabajo. “Por este motivo, estamos a favor de la regulación, siempre y cuando no nos estigmatice y no sea discriminatoria hacia nuestro colectivo, solo por trabajar en una plataforma, y recoja las prioridades de la mayoría de repartidores”, ha señalado.

En este sentido, Mateo se ha referido a las prioridades de regulación que han votado los propios repartidores a través del proyecto participativo ‘Diálogo Rider’ que recogió más de 1.500 opiniones el pasado mes de diciembre.

Entre las cuestiones clave a regular destacan: el pago base, la ampliación de los seguros laborales, la formación de los ‘riders’ y la protección ante el cese de colaboración.

Por último, los convocantes han denunciado la negativa del Ministerio de Trabajo a recibir tanto a Repartidores Unidos como a APRA a pesar de las “múltiples” ocasiones que han pedido cita para abordar el desarrollo de la normativa.