Los primeros ejecutivos del Ibex 35 ganan 105 veces más que sus trabajadores

Por Redacción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La remuneración agregada de los primeros ejecutivos del Ibex 35 descendió en 2020 hasta los 139 millones de euros (un 11%), mientras que la retribución media alcanzó los 4 millones de euros. De este modo, la retribución media de un primer ejecutivo fue 105 veces superior durante el ejercicio de 2020 a la del salario medio de los trabajadores (el dato en 2019 fue de 118), que fue de 51.500 euros en el caso de los hombres y de 44.500 euros en el caso de las mujeres.

Estas han sido algunas de las conclusiones del informe ‘Evolución Indicadores de buen Gobierno en las empresas del Ibex 35 durante el ejercicio 2020’, presentado este viernes por Comisiones Obreras, elaborado por Luis de la Fuente, Alicia Martínez y Jesús Cruces, de la Fundación 1º de Mayo, en colaboración con el equipo confederal de CCOO, encabezado por Mario Enrique Sánchez.

En esta edición del informe son palpables los efectos de la pandemia, según sus autores. Uno de los primeros efectos se encuentra en el resultado consolidado agregado de las empresas, que fue negativo en 2020 (-4.000 millones de euros), pero también se constató el impacto en la ocupación, que cayó a nivel mundial hasta 1,2 millones de personas.

El efecto de la Covid-19 también se ha notado intensamente en la contratación temporal y parcial de las empresas del Ibex 35, con descensos medios de 2,4 puntos y 4,5 puntos porcentuales, respectivamente.

Así, se observa que el 10% de las plantillas de las empresas del Ibex 35 fue temporal en 2020 y que el 12% tuvo una jornada parcial. Teniendo en cuenta la distribución por género, las mujeres representaron casi el 47% de las plantillas del Ibex 35.

MEJORAR LA PRESENCIA DE MUJERES EN LA ALTA DIRECCIÓN

En 2020, los consejos de administración del Ibex 35 estaban compuestos por un total de 435 personas, de las que el 31% eran mujeres. De estos datos se desprende que todavía no se alcanza entre el 40% y el 60% establecido en la Ley española para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, precisa el informe.

En lo que respecta a la presencia de mujeres en los equipos de alta dirección, se mantiene estancada en un 17% en 2020, por lo que CCOO ha vuelto a insistir en que se tienen que tomar medidas específicas que mejoren la presencia de directivas en estos órganos, que tienen una evolución muy inferior a la deseable.

Durante la rueda de prensa para presentar el informe, el secretario confederal de Políticas Públicas y Protección Social, Carlos Bravo, ha afirmado que no se puede pedir moderación salarial en el país y que se contribuya a la contención del incremento de los precios si no segarantiza el mantenimiento del poder adquisitivo, que CCOO está demandando de manera clara.

«En un año con 4.000 millones de pérdidas, la retribución al capital ha sido de más de 15.000 millones y la aportación a los sistemas fiscales ha sido de 9.000 millones. No hay correlación con lo que se puede pagar en la contribución fiscal y con lo que se retribuye al capital y el comportamiento interno», ha destacado Bravo.

ESTABLECER UN TIPO MÍNIMO DE SOCIEDADES EN EL 15%

En este sentido, el secretario confederal ha dejado claro que el Impuesto de Sociedades tiene un recorrido claro que se puede implantar desde ya y que ha puesto en marcha la propia OCDE, pidiendo que se establezca un tipo mínimo del Impuesto de Sociedades del 15%.

De hecho, ha puesto de relieve que el sector financiero, que representa el 25% del Ibex 35 y que ha tenido 19.886 millones de euros de resultados en 2020, tuvo un tipo efectivo del Impuesto de Sociedades del 4% sobre sus beneficios, mientras que en microempresas fue del 14,9%, en pequeñas empresas del 17,3% y en medianas del 14,5%.

«El Impuesto de Sociedades se debería aplicar en el beneficio obtenido y no en el beneficio de antes de impuestos. Esto es determinante», ha dejado claro el secretario confederal de Políticas Públicas y Protección Social.