Los ingresos globales de música grabada siguen cogiendo altura

Por Silvano Rosas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Se puede estar más o menos de acuerdo con la afirmación, pero ciertamente, la música en nuestros días vive un momento de expansión, y sobre todo de exposición a niveles aún por conocer. La instauración global de internet y las diversas plataformas de transmisión convierten a la música en un bien de consumo masivo donde los hambrientos comen sin parar y sin encontrar el hartazgo.

Parece que existe un apetito voraz por escuchar o tragar música lo cual deja a las estanterías de los supermercados de distribución musical en un estado de restitución de mercancías constante. La demanda es tal, que parece como si cualquier formato encajará en la ecuación.

Con este ánimo, no es de extrañar que los ingresos globales de música grabada alcanzaran los 25.900 millones de dólares en 2021, un aumento del 18,5% en comparación con 2020. Esto es, según las cifras publicadas en el Global Music Report 2022 de la IFPI, la organización que representa a la industria de la música grabada en todo el mundo.

La IFPI, que presentó su nuevo informe en una conferencia de prensa en Londres, cita la transmisión por suscripción como un factor clave detrás del crecimiento del 18,5 %, con un aumento de los ingresos por transmisión por suscripción del 21,9 % interanual llegando a la suma de 12,3 mil millones de dólares en 2021.

Según los datos, al cierre del 2021 habían 523 millones de usuarios de cuentas de suscripción a nivel mundial.

El streaming total (incluidas las suscripciones de pago y las financiadas con publicidad) creció un 24,3 % hasta alcanzar los 16.900 millones de dólares, o el 65 % de los ingresos globales totales de música grabada.

Además de los ingresos por streaming, la IFPI informa que el crecimiento se vio respaldado por ganancias en otras áreas, incluidos los formatos físicos (+16,1 %) y los derechos de ejecución (+4,0 %).

IFPI informa que los ingresos por música grabada crecieron en todas las regiones del mundo en 2021.

La región de EE. UU. y Canadá creció un 22% en 2021, superando la tasa de crecimiento global. Solo el mercado de EE. UU. creció un 22,6% y los ingresos de la música grabada canadiense un 12,6%.

Asia creció un 16,1%, con su mercado más grande, Japón, experimentando un crecimiento del 9,3%. Excluyendo Japón, la región experimentó un aumento del 24,6% en los ingresos. En una tendencia continua, Asia también representó una parte significativa de los ingresos físicos globales (49,6%).

Por su parte, Australasia experimentó un crecimiento del 4,1%. Australia (+3,4%) siguió siendo uno de los 10 principales mercados a nivel mundial y Nueva Zelanda experimentó un aumento en los ingresos por transmisión que impulsó al mercado general a un crecimiento del 8,2%, según la IFPI.

Los ingresos en Europa, la segunda región de música grabada más grande del mundo, crecieron un 15,4%, un fuerte aumento con respecto a la tasa de crecimiento del 3,2% del año anterior. Los mercados más grandes de la región experimentaron un crecimiento porcentual de dos dígitos: Reino Unido (+13,2%), Alemania (+12,6%) y Francia (+11,8%).

América Latina experimentó un crecimiento del 31,2%, que según la IFPI es una de las tasas de crecimiento más altas a nivel mundial. El streaming representó el 85,9% del mercado, una de las proporciones más altas de cualquier región.

En otros lugares, Oriente Medio y el Norte de África (desglosados ​​por primera vez como una región separada en el Global Music Report) experimentaron un crecimiento del 35%. IFPI informa que esta fue la tasa de crecimiento regional más rápida a nivel mundial. El streaming fue un impulsor particularmente fuerte en la región, con una participación de mercado del 95,3%.

África subsahariana también se dividió por primera vez en el informe de la IFPI. La región experimentó un crecimiento de los ingresos del 9,6% en 2021, impulsado en gran medida por el streaming. La publicidad fue particularmente fuerte en esta región, con un crecimiento de los ingresos de este formato del 56,4%.

A medida que las tecnologías y el entorno en línea continúan evolucionando y expandiéndose, también lo hacen las oportunidades creativas para compartir experiencias musicales. Desde el metaverso hasta el contenido del juego, las compañías discográficas han invertido en las personas y las tecnologías para ofrecer experiencias nuevas y altamente interactivas, lo que se suma a las formas en evolución para que los artistas establezcan conexiones cada vez más fieles con sus fans.

Según muchos analistas, aún no se ha visto la cresta a una ola que parece crecer en volumen e impacto. La música grabada, muestra sus mejores músculos en décadas.