Los beneficios de las instalaciones solares compartidas, según Prime Energy

Por Remitido

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La inclusión de sistemas de autoconsumo colectivo en los sistemas fotovoltaicos es un gran avance, ya que permiten compartir la energía con otros consumidores conectados a las instalaciones, y por lo tanto, suponen un ahorro de energía y de facturas.

El modelo de autoconsumo colectivo a través de instalaciones de placas fotovoltaicas depende de la superficie donde se realiza la instalación, ya que esta condiciona el modelo de autoconsumo a instalar y los costes. La empresa Prime Energy puede ayudar en la asesoría e instalación de placas fotovoltaicas para consumos colectivos, diseñando el modelo de instalación que mejor le convenga a los miembros a beneficiarse. Para hacerse una idea, los usuarios pueden acceder a su calculadora solar, que les proporcionará información a cerca de la cantidad de paneles a instalar y el ahorro anual que supondría.

Modalidades del autoconsumo colectivo

Cuando se habla de instalaciones de consumo fotovoltaico colectivo se hace referencia a la colocación de placas con instalación compartida entre varias personas que conformen un colectivo. Las modalidades dependerán de lo establecido en el Real Decreto 244/2019. El primer tipo de conexión compartida es el autoconsumo colectivo sin excedente que se da cuando varios consumidores establecen acuerdos para realizar una instalación de placas con un dispositivo antivertido, que impida inyectar los excedentes de energía a la red eléctrica.

Cuando los excedentes de energía de una conexión compartida se venden en el mercado energético se habla de una modalidad con excedente no acogida a compensación, que le ofrece a los beneficiados firmar un acuerdo que les permita darse de alta como productores de energía en el Registro Administrativo de las instalaciones de producción de Energía Eléctrica.

Por último, la modalidad de autoconsumo colectivo con excedentes acogidos a compensación simplificada, autoriza a los participantes que comparten instalación a recibir descuentos en sus facturas finales. 

Beneficios del autoconsumo colectivo

La instalación de placas de autoconsumo colectivo tiene múltiples beneficios como la rentabilidad económica, ya que en estas no es necesario duplicar el uso de componentes como el inversor fotovoltaico, lo que quiere decir que se produce más energía a menor coste. Además, la amortización de desembolso inicial disminuye cuando se comparten las instalaciones fotovoltaicas, por ejemplo si una instalación fotovoltaica media tiene un periodo de instalación medio de 6 años, en los sistemas colectivos se reduce de tres a cuatro años. 

Por último, el aprovechamiento del espacio para la instalación será mejor. Al existir varios participantes, la superficie para la instalación será mayor, por lo tanto, el espacio a elegir será aquel que optimice mejor la producción fotovoltaica. 

Si se decide instalar sistemas fotovoltaicos compartidos, lo mejor es contar con la asesoría de expertos que guíen al colectivo a tomar la mejor opción y la empresa Prime Energy cuenta con asesoría profesional para la instalación de placas para el autoconsumo colectivo.